miércoles, 31 de octubre de 2007

Hacerse cargo

Bueno, ya está. Ya pasó todo. Una vez mas demostramos sobradamente que clase de país y de sociedad tenemos.
El pasado 28 de Octubre se asistió al acto eleccionario mas extraño, irregular, sucio y sospechoso desde que se reinstauró el sistema democrático en la República Argentina, y todo sigue su curso como si nada.
La gran mayoría de la gente le dió mas trascendencia a la "emocionante" etapa final de "Bailando por un sueño", que al hecho de que en una elección presidencial la mayoría de las mesas abrieran tarde por carecer de autoridades, a que prácticamente todos los a partidos de la oposición denunciaran desde temprano robo de boletas, a que las autoridades de mesa mandaran a "votar en blanco o a lo que haya" cuando uno reclamaba, y a otras tantas circunstancias así muy graciosas y pintorescas.
Realmente fue algo bastante vergonzoso, además de muy sugestivo; pero claro, son cosas que pasan, y aún hoy no pasa de ser una mera anécdota.
La cuestión es que como resultado de todo este hermoso y bien planificado chiquero, hoy tenemos que fumarnos como PresidentAAA (con AAAA) electAAA (con AAAA otra vez), a la Señora K, y aguantar cuatro (quizás, quizás no) años mas de este gobierno farsante, hipócrita y demagogo, pero, encima, potenciado.
Porque si el pingüino hostil llegando con un mísero 22% y sin contar con mayoría propia en ambas cámaras hizo todo lo que hizo, solo se puede imaginar lo que puede llegar a hacer ahora la pingüina soberbia, subida al caballo de su inflado 44% y con las cámaras a su servicio (O sea, el mensaje sería: Si saben rezar, recen… recen mucho .. Y compren dólares y víveres ya que están).
De todas formas, a esta altura de los acontecimientos como que ya no tiene mucho sentido, ni utilidad, el ponerse a enumerar todos los hechos reprochables y situaciones poco usuales que se vivieron, ni gritar exigiendo justicia, ni hacerse malasangre porque en este país de juguete nunca cambia nada y siempre gana el que juega mas sucio y el que maneja la caja.
Uno, porque ya se cocinó todo y no va a cambiar nada, y otra porque no nos van a dar ni cinco de pelota justamente por lo mencionado en el punto anterior.
Lo único que queda por hacer hoy, como personas respetuosas de la democracia que somos, es acatar la decisión de la mayoría y tratar de hacer lo mejor que se pueda para el bien de la República.
Pero lo que también sería muy bueno, además, es que a diferencia de lo que ocurrió en el pasado, en esta oportunidad cada uno que tenga lo que hay que tener, se haga cargo de su elección.
O sea, ya que aparentemente se ha polarizado al opinión entre el casi 50% que votaron orgullosamente por la continuidad y profundización de este "modelo" y los que no, y suponiendo que esta decisión fue basada en profundas reflexiones y sólidos fundamentos, lo mas correcto sería que cada quien, HOY, declare orgulloso a todo aquel que lo quiera oír y ver, cual fue su papel en la construcción del futuro del país que eligió.
Porque si mal no recuerdo esta situación no es algo nuevo. Ya sucedió con la segunda presidencia del Dr. Carlos Menem (Si, lo nombro. Yo no entro en los jueguitos mediáticos de la demonización y esas estupideces) a la cual también accedió con casi el 50% de los votos y una imagen positiva muy alta.
En ese momento todos querían la foto con el petiso, estar cerca, aplaudirlo y chuparle las medias.
Sin embargo, luego de dejar el poder, de ser defenestrado por toda la oposición, lapidado por los medios cómplices, y culpado de absolutamente todos los males del país desde su fundación hasta la fecha, de golpe y porrazo nadie lo conocía y nadie lo había votado. Nadie fue. Nadie en los 90’s se fue de vacaciones afuera, o se compró el auto, o equipó la casa gracias al uno a uno, ni nada de eso.
Parecía que medio país había nacido en el año 2000, y nadie nunca jamas votó a Menem, por lo que los culpables de todos los males fueron los que sí reconocían que lo habían votado, y se los señalaba con el dedo con gesto de reprobación (porque de golpe, todos los demás se volvieron re progres).
Bien, esta situación puede llegar a parecerse bastante a aquella, por lo que se me ocurrió hacer algo para que cada uno, desde ahora y pase lo que pase, manifieste cual fue su postura en este período de la historia.
Para ello hice dos banners distintos para que el que quiera lo pegue en su columna lateral si tiene un sitio, y lo deje allí para que el mundo entero (bueno, no tanto, al menos los que visiten la página) sepan cual fue su decisión.
Yo por mi parte ya coloqué el mío.
Si a la heredera plástica le va bien y hace el mejor gobierno de la historia; pues bien, reconoceré mi equivocación como corresponde, y me retiraré a mis aposentos arrastrando mi bagaje de vergüenza.
Pero en el supuesto caso de que se llegue a ir todo al carajo, y en un par de años tengamos que encontrarnos todos cascoteando un helicóptero en Plaza de Mayo, sepan que también estaré allí para señalarlos con el dedo con gesto burlón y riendo a carcajadas como un enajenado mientras les grito: "¡Se los dije!".
Acá se los dejo para el que se quiera prender. Pueden pasárselo a sus amigos, parientes, vecinos y gente extraña por la calle si quieren:

(Advertencia: Las imágenes pueden herir la sensibilidad del lector. Véalas con precaución.)

De paso esto serviría también para poder encontrar, finalmente, a algún integrante de esa aparentemente gran masa de ciudadanos que votó a la heredera, porque a pesar del alto número de votos que supuestamente obtuvo, yo todavía no encontré a nadie que me reconozca haberla votado.

(Como siempre si a alguno se le ocurre imprimirlos y hacer autoadhesivos, calcomanías, remeras o cosas así, deberá comunicarse conmigo, para solicitar autorización y negociar mi parte.
No me roben o les largo los perros eh…).

12 comentarios:

Calíope dijo...

Don Renegado: su iniciativa me parece muy loable, yo NO la voté (estoy segura de ello) peeeeeero en mi blog no pongo fotos mías (y eso que tengo como mil años menos), voy a poner fotos de la señora esa. No puedo alterar la estética cuidada de mi espacio...

Mis respetos y besos acostumbrados.

Ant! dijo...

Mi hermana y mi mama la votaron.
Mi familia me sorprende todos los dias.
En fin, gracias por el aviso esta vez!
Tanto odio por la cosa esa pero en los ultimos posteos hablaste solamente de ella!!
Mejor te conviene cambiar de tema, pensar mucho en esa cosa debe hacer mal :P


Beso!

CLAUDE CONTIN dijo...

Yo no la voté. Lo declaro solemnemente (y certificado por escribano público).

Jess dijo...

Hola, pasé por aqui de casualidad y sin permiso. Yo no la voté, y tampoco puedo encontrar a nadie que me confiese haberlo hecho. Ojo, porque por el turco menem también pregunté en su momento, y tampoco lo habia votado nadie(vale aclarar que vivo en La Rioja y siempre me parecio raro).Asi que creo que los argentinos no se hacen cargo jamas de sus elecciones. Solo me queda gritar a los 4 vientos "yo no la voteeee!!" (mientras pueda) y sentirme orgullosa de pertenecer a la minoria.

saludos

Renegado dijo...

Calíope: Bueno, está bien. no es obligación tampoco.
Besos.
(Nota mental: Hacer una "lista negra" de comentaristas.)

Ant!: Es que este también es un blog de actualidad (además de que es MÍO y escribo de lo que se me canta) y hay temas que no pueden dejar de tocarse.
Por otro lado el "cambiar de tema" así por cansancio, es una de las causas que contribuye a que nunca se logre cambiar nada.
Saludos.

Calude Contín: Estoy seguro de eso. Ud. es de los buenos.
Saludos.

Jess: Bueno, bienvenida. Pase, pase con confianza.
Justamente por eso que me comenta es que me parece que esta vez sería bueno que ahora los que la eligieron se hagan cargo. Y que lo sigan haciendo hasta el final si es que se la bancan (cosa que no creo) le vaya como le vaya.
Sino, al final, este país siempre anda como el culo y nadie tiene la culpa.
Besos.

El Pasquín dijo...

Yo, según palabras de Fernández, evidentemente soy uno de los "soberbios" que vota como si viviese en una isla, así que no me sumé al cambio. Ojalá sea el mejor Gobierno de todos los tiempos... ojalá, y si no, que por una vez aprendamos algo.

saludos

Renegado dijo...

El Pasquín: Lo gracioso es que alguien como Alberto Fernandez trate de soberbios a otros, como si él y sus bienamados líderes K fueran el himno a la humildad.
Y la verdad, hoy por hoy, no habría nada que me gustaría mas que vivir en una isla; pero una isla de verdad, lejos de toda esta porquería.
Saludos.

marcelo dijo...

opino igual que vos por que ahora ya esta, todos tenemos que siguir, es verdad en la epoca de menen vos preguntabas y nadie lo habia votado, que triste

Ant! dijo...

buu... de sobra se que aca podes hacer lo que vos tengas ganas, pero a lo que yo me referia es que anda a saber las misteriosas afecciones al cerebro que te pueden dar si pensas mucho en Cristina Kirchner. Yo que vos tengo cuidado con eso :P

Bugman dijo...

Yo tampoco la voté, y tampoco hice "voto estratégico". Voté según mis convicciones. Como siempre hice. Mi candidato ni figuró. Como siempre pasa.

Has dijo...

Renegado, yo no la vote, es más me había sumado a una de sus campañas anteriores en la que puse en mi barra lateral una de las imágenes que usted había hecho. Ahora tengo la QEPD para la republica, pero esta vez me rehúso a poner esa cara plástica en mi blog.
No sé si hará el mejor gobierno de la historia, pero si llegara a hacer un buen gobierno yo estría conforme, aunque lo dudo muchísimo con todo lo que está aumentado y lo que va a aumentar después, y con todo lo que es de esperarse de esta señora.
Saludos

Renegado dijo...

Marcelo: Es que la gente es así. En las buenas, el triunfo es de todos, pero en las malas siempre fueron otros.
Vamos a ver esta vez cuanto dura el "amor".
Saludos.

Ant!: Sinceramente creo que me iría peor si dejara de pensar tanto y me entregara ciegamente a creer en lo que otros dicen. Además no es que "pienso en ella", solo trato de mostrarla como lo que es: un invento del régimen K para terminar de cagarnos a todos.
Saludos.

Bugman: Yo hice lo mismo (y me pasó lo mismo). Al menos fuimos dos, mi amigo.
Saludos.

Has: ¡¡Pucha que son delicados caramba!!
Bueno, yo también espero un buen gobierno, pero para todos por igual, no como ahora que es bueno solo para los obsecuentes que se subordinan y para los corruptos que se prenden en el negocio.
Saludos.