martes, 24 de junio de 2008

Crítica de cine: EL FIN DE LOS TIEMPOS

A partir de aquella casi revolucionaria película que fue "Sexto Sentido", gracias a la cual se hizo conocido en todo el mundo, cuando uno se apresta a ver un trabajo de M. Night Shyamalan, no lo hace esperando encontrarse con un desarrollo argumental clásico, sino que se dispone a dejarse llevar por las distintas sensaciones y ambientes que le propondrá el film, aguardando el momento del sorprendente giro argumental que devela las incógnitas, le otorga sentido a los acontecimientos, y que matiza todo, además, con un cierto trasfondo espiritual como intento de moraleja final, haciendo que uno ponga cara de pavote sorprendido y exclame "¡Aahhhh mirá vos!".
Al menos, así era la cosa en las primeras películas ("Sexto Sentido", "El Protegido", un poco menos en "Señales" y bastante menos en "La Aldea").
En la que vino después ("La dama del agua"), medio que el hindú derrapó un poco y llevó adelante una película que rozaba el cuento de hadas, casi monótona en su desarrollo, y en la que solo dejó translucir, apenas, un intento de lograr ese sello característico que había sabido darle a sus trabajos anteriores.
Con esta última producción, "El fin de los tiempos" ("The Happening" en inglés), se nota la intención de recuperar algo de aquella mística perdida, mostrando una película mas cruda, con buenos momentos de suspenso y escenas que son, como mínimo, perturbadoras (No se si a todos les pasará, pero ver gente que conscientemente se hace daño a mi me pone incómodo).
Sin embargo esto no resulta suficiente mérito como para salvar un guión quizás demasiado poco elaborado, medio tirado de los pelos, y que sufre la ausencia de esa "insinuación" que hace que uno se angustie y espere ansioso el desenlace.
La historia comienza una mañana cualquiera, de un día cualquiera, en el Central Park, con la gente haciendo eso que hace la gente una mañana cualquiera de un día cualquiera en el Central Park.
De repente y sin motivo aparente, todos se quedan quietos y con cara de nada, como jugando a la estatua.
Segundos después, algunos comienzan a caminar para atrás (menos un imitador callejero de Michael Jackson que empieza a caminar para adelante) y luego, de a poco, increíblemente se empiezan a suicidar hasta morir de las mas diversas y vistosas maneras.
Una mina se clava un palito en el cogote, un policía se pega un tiro, una señora se come un cacho de sandía con un vaso de vino tinto, llueven obreros desde los edificios en construcción, un tipo se corta con papel a propósito, un piquetero toca una pala, y así.
Obviamente la noticia trasciende por todos los medios (especialmente en Crónica que se hace un festín) y empieza a cundir el pánico entre la población, especialmente cuando se comienza a conjeturar que todo aquello podría ser causado por un ataque terrorista con toxinas químicas (porque los yanquis son así. Ante cualquier cosa rara que les pasa, ya piensan que es alguien que los ataca).
Para escapar de esta caótica e inexplicable situación, el profesor de ciencias Elliot Moore decide que lo mejor es agarrar a su esposa Alma (con la que andaba medio peleado porque parece que la la muy turrita desvergonzada le estaba ocultando que se había hecho la viva y había salido con un chabón así a escondidas), y junto con su mejor amigo Julian y su hijita Jess, irse lo mas lejos que puedan.
La cosa es que se suben todos a un tren que, después de un tiempo de viaje y en mitad de la nada, se queda sin gasoil y los deja a pata (y sin devolución del dinero del pasaje ni nada. Como acá).
Ahí se empiezan a poner medio nerviosos, pero como se dan cuenta de que los ataques se dan en las grandes ciudades y ellos quedaron varados en un pueblito de morondanga, confían en que estarán a salvo y así, alegremente, se van a comer algo a un café de por ahí.
En eso estaban, ellos y todos los pasajeros del tren, cuando el dueño del local pone un noticiero donde se anuncia que el fenómeno de "Los loquitos suicidas" (Se lo llamó así. No son muy serios los yanquis para poner nombres) se está extendiendo rápidamente a otras ciudades.
¡Para que! Se arma un quilombo de la gran siete.
Todo el mundo sale corriendo despavorido, gritando y subiéndose las enaguas, y para peor, sin pagar un peso de las consumiciones.
Se suben amontonados en todos los autos que encuentran y salen rajando.
Los únicos lerdos que se quedan a gamba son el profesor, la sinvergüenza de la esposa, el mejor amigo y su hijita.
Justo en ese momento de zozobra, la mujer de Julian (oportuna como toda mujer) lo llama para decirle que está en otra ciudad y que mejor que salga ya mismo a buscarla porque sino ya va a ver cuando lo encuentre.
Como buen pollerudo, Julian decide separarse del grupo para ir a buscar a la mujer, pero no sin antes dejarle a su hijita como peludo de regalo a Elliot y a su esposa, que se la tienen que fumar durante el resto de la película.
A partir de ahí, todo se convertirá en una desesperada carrera de estos sobrevivientes que, además de intentar recomponer su relación y lidiar con el paquete que les dejó el amigo, deberán hacer todo lo posible por tratar de escapar del misterioso y mortal fenómeno, mientras intentan develar los motivos que lo podrían estar causando.
Lamentablemente, y contrariamente a lo que podría esperarse, en esta película no existe ese giro sorpresivo y sobrenatural de la trama que aclara las cosas en un segundo casi al final sino que, por el contrario, ya mas o menos a la mitad de la cinta se va descubriendo el misterio, lo cual le quita mucho suspenso y fuerza a lo que queda por verse.
Si bien la película cuenta con algunos momentos intensos y bien logrados, presenta también un desarrollo algo irregular, casi lento en algunos tramos, lo cual, sumado al hecho de que en esta ocasión se optó por mostrar en lugar de sugerir, no consigue provocar esa sensación de angustia o impaciencia deseables para una película de este tipo.
El guión es liviano, simple y sin vueltas; y nada aporta a unas actuaciones desganadas que casi en ningún momento consiguieron transmitir demasiado (en especial la nenita, que es de madera balsa).
El elenco estuvo integrado por Mark Wahlberg en el papel de Elliot Moore, Zooey Deschanel como Alma, John Leguizamo como Julian y Betty Buckley como la colifa de la Sra. Jones.
Cabe destacarse también la actuación de la planta que interpreta a una planta de plástico en la escena con Mark Walhberg. Realmente conmovedora.
Como ya dije, esta es otra de las creaciones para coleccionistas de M. Night Shyamalan, quien aparentemente en estos últimos tiempos está fumando de la buena.

Calificación: 2 Renegados y medio (Regular. Una película de suspenso medido, perturbadora por momentos, basada en un argumento entre original e inverosímil, pero que no consigue llegar a interesar ni a sorprender como solía hacerlo este director).

Recomendaciones: Si a Ud. le gustó Sexto Sentido y pretende ver algo así, no vaya. No tiene nada que ver.
Si Ud. es medio paranoico y se cree cualquier cosa, no vaya. Le puede hacer mal.
Si Ud. suele ser de esos loquitos que le hablan a las plantas, vaya y siéntase tranquilo pensando que quizás en una situación como la que presenta la película, podrían nombrarlo embajador.
Si Ud. es M. Night Shyamalan … Negro, te estás pasando de mambo con al faso. De onda. Largá un toque. O convidá …

19 comentarios:

Bugman dijo...

M. Night Shyamalan (de qué será la M) es un ladri. Hizo UNA buena película, que encima salió relativamente barata, y en Hollywood pensaron que habían encontrado un filón. Por supuesto que hay un montón de fanáticos del hindú que me van a decir que no lo entiendo, que la poesía, el simbolismo, el suspenso y el clima y el calentamiento global y el Proxicaptor. Paparruchas. A mí no me hacen gastar plata otra vez en una de estas. Además tengo la sospecha de que al tipo cuando era chico los hermanos lo encerraban en un placard y le decían que ahí venían los monstruos a llevárselo. A mí también, pero por lo menos no se me da por aburrir al público haciendo películas de morondanga. A no ser que venga un productor de Hollywood y me ponga un montón de plata así. Sí, así. No, mejor un poco más. Ahí sí que voy y le hago una película aburrida. O dos.

El Profe dijo...

Y bueh...no parece muy, muy..mmh, no sé; además esas películas que tratan de meterte miedito con "actitudes colectivas loquibambis" como que no me impresionan...está claro que el director no conoce a los "barrabravas" del folclore futbolistico local.
¿"La dama del agua" es esa en la que una especie de lobo hecho de hierbas quiere comerse a una especie de caperucita —sin caperuza— que no tiene ni una gota de maquillaje? Saludos.

Renegado dijo...

Bugman: Yo no soy fanático del morocho este pero debo confesar que con "Sexto Sentido" me sorprendió. Después como que empezó a caer siempre en lo mismo, pero cada vez con menos gracia.
Estoy de acuerdo en que quizás la industria lo tiene un poco sobrevalorado, pero bueno, hay gente que tiene suerte en la vida.
Ah, y la M. es de Manoj. Su verdadero nombre es Manoj Nelliyattu Shyamalan. Supongo que era hacerse llamar M. o Nelly y eligió lo primero.


Profe: Si, esa es "La Dama del Agua". Y el héroe de la historia es como un encargado de edificio y al final hay un pájaro gigante. Cualquiera.

OliverX dijo...

Renegado:
Shyalaman es un hombre que tiene una misión. Su misión es, mediante la simbología, dejar mensajes que pueden ser interpretados hoy o mañana. Seguramente en un tiempo todo tendrá un sentido más visible.
Yo quedé fascinado.
No soy fanático de nada en la vida.
Sé reconocer gente que tiene un mensaje profundo que dejar.

Pensá en 3 cosas:
La sociedad vista en La Aldea.
El mesías y su cookbook en La dama del agua.
El momento (happening) de esta última.

Las alegorías que utiliza a lo largo de toda su filmografía tienen una correlatividad simbólica profunda.

Como recomendación, te puedo decir que no le niegues una segunda vista a toda su filmografía, prestando atención a la moraleja como vos decís.

Abrazo!

Renegado dijo...

OliverX: Puede ser. Por ahí a mi no me da la cabeza para entenderlo del todo.
Igual para simbologías me quedo con la primer Matrix.
Gracis por pasar.
Saludos.

OliverX dijo...

Es que la simbología es peremne. Puede ser interpretada en 100 años y así cumplir con su objetivo.
No te mencioné Matrix porque me gustó, pero la verdad es que ésta justamente apela al inconsciente colectivo y vuelca un fenomenal efecto disparador de fantasías.
No tiene simbologías de peso más que alguna que otra alegoría de Lewis Carrol con el Conejo Blanco...
Creo que Matrix fue concebida para recaudar todo lo posible.
Shyalaman está buscando un diálogo simbólico con un público específico para disparar resortes que modifiquen paradigmas en decadencia.
Cuando salí del cine y vinculé 3 simbolismos (predicción mesiánica - agresión a la naturaleza - autoagresión) de las últimas 3 referidas a la sociología del hombre (La Aldea, Dama del Agua, y The Happening) me corrió un escalofrío impresionante.
Entendí que este tipo es un groso de verdad.
Fijate si te dan ganas de alquilarte la Dama del Agua y verla de nuevo. Hay una clara referencia a la globalización en esa pequeña sociedad que vive en ese particular bloque de departamentos.

CLAUDE dijo...

Miren qué oportuno: El Salame ése o como se llame acaba de aparecer en Men Who Look Like Old Lesbians.

Zoquett dijo...

Si señor!
Estoy de acuerdo.
La idea de lo que causaba las muertes hay que admitir que es realmente original, porque al menos yo no lo he visto en otra peli...pero por lo demás, medio pelo.
El viernes voy a ver el super agente 86 jajajaja.


Nehhh a mi no me gusta ir al cine EH.

Renegado dijo...

OliverX: Personalmente creo que Matrix tiene muchas mas simbologías que el conejo blanco. Tiene muchas referencias a enzeñanzas budistas, taoistas y cristianas, enfatiza mucho el mensaje de la liberación desde lo mental, muestra el error de ser dependientes como sociedad (primero de las máquinas, luego de un salvador), e incluso tiene un cierto enfoque ecológico (si el hombre no hubiera alterado el medio ambiente para ocultar el sol, las máquinas no habrían buscado a los humanos como fuente de energía), entre otras cosas.
Si recaudó mucho fue porque tuvo la virtud de que todo esto fue realizado en un formato atrayente para la mayoría del público y me parece algo secundario y que no la desmerece en absoluto. Quizás gracias a ello, el mensaje llegó a mucha mas gente.
Pretender dar un "mensaje a la humanidad" a traves de algo tan masivo como el cine, y hacerlo de manera tan encriptada que solamente muy poca gente sería capaz de interpretarlo, para mi, no tiene mucho sentido.
Pero bueno, quizás la intención de Shyamalán sea, como dice Ud. vincularse en diferentes niveles con un público específico, y me parece bien.
Cualquier cosa que haga pensar, aunque sea un poco, siempre va a ser algo positivo.

Calude: Para esa página yo propondría a Marcelo Zlotogwiazda ¿No da?

Zoqueta: Yo después de esta película no se si vuelvo a comer ensaladas. Quedé traumado :P
Y voy el sabado a ver el Agente 86, esperando no salir defraudado.
Veremos que onda.
Besos.

CLAUDE dijo...

Ja, ja, sí, totalmente. Vamos a ver si se lo enviamos al dueño del blog. Quizá lo publique.

-- LITO -- dijo...

Bueno a mi ver, la película no es la peor que he visto, pero se esperaba un poco más despues de ver los trailers. Fui esperando un final como en Sexto Sentido, pero el bendito viejo ese amante de las plantas a mitad de la pélicula descubre la causa (las plantas), me esperanze en un buen sentido del film como en la aldea donde la gente crea a sus hijos un mundo escondido del decadente mundo este, pero me sale con que el problema era de que las plantitas se enojaron y se las daban de asesinas,poco más y sale una palmera con un bazuka. Resumiendo, espere mucho de esta película y me dejó sabor a poco. Saludos

Anónimo dijo...

Bueno, no se... En lo personal cada vez me gusta mas este shyamalan, todas sus peliculas me parecieron valiosas, importantes. Mas alla de que alguna q otra pudo haber estado un poco floja, pienso que es interesante que un tipo con una vision diferente a las acostumbradas en el cine mainstream tenga una llegada al mundo a traves de esta industria cada vez mas desprovista de un "mensaje"; con tramas cada vez mas pedorras. No entiendo verdaderamente como hay gente que defendio la guerra de los mundos de spilberga comparandola con esta. ¿que nos ofrece hollywood a nuestra vision del mundo? Mierda. Paranoia. Mensajes de imperialismo. Como decia don atahualpa, hoy ves a un gaucho con cara de mate en la pampa y le preguntas "todo bien?". "Todo OK, man". ¿Que nos ofrece hollywood hoy por hoy? Semi pro, la porqueria de will ferrel (cada vez mas sobrevalorado como comediante. no se, yo no me rio con su yanquilandeada).
Entonces, las cosas andan mal. Esta pelicula marca una diferencia, no apela a efectismos virtuosos (lease Guerra de los mundos) al servicio de una trama pedorra, sino que con imagenes simples, puede transmitir el triple que aquella garcha con solo el viento sobre los arboles. Tiene una vision actual, el hombre va camino a la extincion, y la forma en que shyamalan expone esa realidad me resulta muy interesante.

Anónimo dijo...

La pelicula es un señor clavo, empieza atrayente y se diluye en cosas sin sentido, ?Por que en las dos escenas que dan comienzo a los ataques hay dos personas a las cuales no les afecta el virus o lo que sea? Unas veces se paralizaban todos y otras eran solo algunos, ? A que viene la historia de la casa de la vieja y esa muñeca? Eso de por si solo podia ser una pelicula, ?a quien se le ocuerre dejar una niña de 8 años sola para ir a buscar a una mujer adulta a un lugar contaminado? ? porque salen estupidamente en medio del supuesto ataque vegetal los tres a encontrarse en lugar de esperar tranquilamente al menos a que pasara ese misterioso viento si estaban a salvo en habitaciones y hasta podian hablar entre ellos?, ?Como en esa casa de una vieja loca y en esa situacion tensa se le ocurre a la esposa y la niña despertarse e irse a jugar con ranas dejando la marido dormido?

En fin me trago el cuento de esos vegetales enfurecidos pero las fallas en el argumento son infantiles, lamentable pelicula

Rebeca dijo...

Hey! Como le vas a decir paquete a la criatura (la nenita)?!
Pienso mas o menos igual de la peli. Esperaba mas..
Pero bueno... lo que si, te da muchas opciones de como matarte si es que alguna vez se te cruza por la cabeza (espero que nunca y a nadie =s), porque tenes suicidios de las mas diversas formas.
Saludos!!

Anónimo dijo...

Malasia muy mala...no concluye nada,el protagonista principal actúa demasiado bien pero esta película lo quemó...espero le hayan pagado bien por lo menos.

Anónimo dijo...

De verdad no encuentro la película tan mala solo que el final rs como que muy chota nadie sabe que fue lo que sucedió en realidad y nadie sabe como se solucionó todo además tiene un buen mensaje depende de que punto la veas no es una peli para morirte de miedo pero tiene su toque de angustia y temor que afecta a los personajes y los que la están viendo también la naturaleza es capaz de destruir el mundo nadie sabe si esto pueda pasar en algún momento y si sucede sálvese quien pueda.Al final creo que se repite la historia
P.D.Me gusto mucho la recomiendo de verdad

Anónimo dijo...

Los árboles y la naturaleza solo se está vengado de tanto daño que le hacen los humanos

Guiche dijo...

No me gusto, aunque la idea de la pelicula sea muy buena , no esta bien explotada por el tema de las mala actuacion por parte del elenco, sin mencionar que Alma (Zooey Deschannel) es un personaje pobremente idiota, que lo demuestra en algunas escenas, tambien otra cosa a destacar es la brevedad de los hechos notorios que tendrían que ser sorpresivos pero son una mierda tan espontanea como una explosion en una pelicula dirigida por Michael Bay, el guion es muy pobre, agarrado de los pelos como dice la critica, necesito desenvolverse un poco mas (y con otros actores por supuesto)

Itzel Aguilar dijo...

Siempre me llaman la atención las películas que hablan sobre el final del mundo, por eso es que me animé a ver ésta, pero la verdad no me convenció. No la catalogo como la peor, pero sí esperaba mucho más de este filme.