jueves, 30 de diciembre de 2010

Balance

Otro año que se termina. Que barbaridad. Parece mentira. Como pasa el tiempo.

Como sabrán aquellos que han frecuentado este espacio desde hace tiempo (los que quedan. O los que todavía están sueltos) yo no suelo hacer balances de fin de año por varias razones: un poco porque ya sospecho de antemano que el resultado va a ser mas o menos negativo y no da como para confirmarlo y amargarme; otro poco porque soy un loco lindo y rebelde al que no le gusta eso de hacer lo que hacen todos y, finalmente, porque, como ya he dicho en alguna ocasión (generalmente en años anteriores como para esta fecha. Es que estoy medio gagá y repito las cosas) también porque considero que mi año “vital”, por llamarlo de alguna manera, termina y se renueva el día de mi cumpleaños (que, dicho sea de paso, fue el 12. Gracias a todos aquellos que se acordaron y me saludaron. O sea, NADIE), mientras que mi año laboral culmina cuando salgo de vacaciones (para lo cual aún falta un tiempo) y se reinicia el oscuro y maldito día en que me veo forzado a retomar mis tareas.

O sea que, para mi, el cambio de año calendario no tiene mas significado que el de ser un día en el que me cago mucho de calor y como pionono, matambre y lechón para la cena. Nada mas.

Debido a ello, de hacer balances, debería realizarlos en alguna de las fechas mencionadas. O en ambas, si se me diera por evaluar los distintos aspectos de mi vida por separado.

Debería… claro…

El tema es que en la primer fecha no lo hice por motivos que no viene al caso mencionar, pero que tienen mucho que ver con que no tenía un pomo de ganas y que, además, estaba pensando en lo deprimido que iba a estar dentro de un año (si llego) cuando cumpla 40.

Y dentro de un mes, cuando llegue la segunda fecha, casi estaría en condiciones de asegurar categóricamente en este mismo momento que tampoco voy a hacer nada porque seguramente voy a tener muchas menos ganas aún que antes, y además porque también voy a estar deprimido por esto de que seguro que sigo sin convertirme mágicamente en multimillonario y después de las vacaciones voy a tener que seguir trabajando.

Sin embargo, y a pesar de eso, no se bien por que (quizás porque estoy algo aburrido y no tengo nada mejor o mas interesante que hacer. Bah, tengo trabajo, pero eso no significa que sea interesante. Además tampoco tengo ganas de hacerlo. Y hace calor), hoy me agarró como un lapsus mental y, sin querer, me puse a pensar así como a groso modo en lo que fue este año y, sorprendentemente, así en una primera pasada, como que me pareció que tan tan mal no me ha ido.

Por eso, mas por curiosidad que por otra cosa pero, fundamentalmente, porque de algo tengo que escribir para que no parezca que este sitio está abandonado (mas teniendo en cuenta como está la cosa con esto de las ocupaciones ilegales y eso) hoy voy a aprovechar y me voy a juntar con la chusma para realizar mi balance ahora, mas detenidamente.

Si. Porque yo soy así. Impredecible. Y si hace un minuto atrás dije que no me gusta hacer balances, ahora te digo que voy y me pongo a hacer un balance, que tanto.

Bueno. A ver… Ahí voy…

Mmmmmhhjjmmm… En Enerommm… fue… mmjhhmmm… Sesese… y aquello… uhhh siii… mmbsbsbsmmm… uh y esto otro… mmmmmm… Bue, claro, eso fue medio pa’trás… aaajjaaammm… y lo de la otra vez… y uhhh eso... que cagad… mmmjhhmmmm… mitad de año… mmm… noonono, quijodep… sese… y ya después esto de mjmmm... uh… bue… ufffffff… No, pero eso estuvo bienmmm… sisi… pero aquello… ah, claro… y lo otro… mmmmm… En fin…

Listo. Ya está (¿Qué? ¿Creían que iba a contar todo con lujo de detalles? Por favor. No sean chusmas. Son cosas mías. Y yo no hablo de mi vida privada. O si. Pero ahora no. Compren el libro).

Y si. Aparentemente este año, en un inesperado alarde de optimismo injustificado y haciendo un poquito de trampa en cuanto a la calificación de ciertas cosas, lo podría declarar como un rotundo empate. Medio raspando, pero empate.

Las cosas negativas siguieron estando, y quizás continúan pesando mas que las positivas, pero la diferencia es que yo, de a poco, muuuuuuy de a poco, estoy aprendiendo (o al menos lo estoy intentando) a no dejar que me afecten tanto.

Y eso es un gran punto a favor para equilibrar la balanza.

O sea, es todo un logro. Vamos mejorando. Por lo menos, y a pesar de todo, podría decir que quedé a mano. Algo es algo. Es casi un triunfo.

Y ya que estamos en el tema (o en realidad no, pero bueno, no se me ocurre una buena manera de enganchar una cosa con otra. Sepan disculpar. Es fin de año y estoy agotado. Y no tengo muchas ganas de pensar. Y sigue haciendo calor. Y estoy fastidioso. Y hoy es el brindis de acá del trabajo y ya estoy de mal humor) mientras realizaba la evaluación mental del año, recordé que allá por el mes de Enero, yo había publicado este post en el que, básicamente, proponía que dejaran en los comentarios una lista de las cosas que iban a intentar lograr en el año.

Como sucede con prácticamente cada cosa que he propuesto, la convocatoria tuvo una respuesta que bien podría calificarse como patética, ya que muy pocos se prestaron a responderla, pero no es eso lo importante o destacable del caso (además estoy acostumbrado a que no me den pelota), sino el hecho de que por mi parte yo me había propuesto lograr dos objetivos y hoy, con orgullo, puedo decir que los mismos han sido cumplidos (bueno, uno. El otro mas o menos, pero le vamos poniendo garra).

Está bien que no eran cosas así re grosas, como para decir “¡Uhh que loco este pibe lo que se propuso!” pero para mi era importante cumplir, mas que nada porque lo había dejado por escrito y yo me tomo muy a pecho cuando dejo algo por escrito.

Además, de no haberlo conseguido, ahora debería estar escribiendo acerca de mi rotundo fracaso y hubiera sido un papelón (Y encima eso iba a ser un punto negativo y capaz que me arruinaba la satisfacción de haber conseguido un decoroso empate).

O sea, para lo que suelen ser mis estándares, termino el año mas o menos conforme con lo logrado, lo cual ya es mucho decir.

La verdad, podría haber sido peor.

Y así, de esta manera, con esta frase que lo resume todo bastante bien y volviendo a realizar un enganche espantoso y carente de todo sentido, doy por finalizado el año blogueril 2010.

Sé que no ha sido el mejor año de este sitio, lo reconozco, es cierto, casi me atrevería a decir que mi producción fue casi pedorra pero bueno, sepan comprender que uno, aunque no lo parezca, también tiene una vida y a veces las prioridades o los ánimos no permiten que se le pueda dedicar todo el tiempo que se quiere a lo que le gusta.

Igual, ahí estamos todavía. Tengan fe. Ya vendrán tiempos mejores. O no. Que se yo.


Finalmente, como cada año, y de verdad, quiero agradecer sinceramente a todos aquellos que se han tomado el tiempo de pasar por este sitio y, en especial, a aquellos que están acompañando casi desde el principio.
Sepan que el solo hecho de que estén ahí, es invaluable para quien escribe (o sea, yo).

¡Muchas gracias a todos y que tengan un muy feliz, exitoso y glamoroso año 2011!

Y disfruten, que cada vez falta menos para el fin del mundo.


Nos estaremos viendo el año que viene.


18 comentarios:

Jazmin dijo...

Oiga... al final no entendí si tengo que dejar mi lista de objetivos para el 2011, o no.

En fin. Como yo no lo conocía un año atrás, haré de cuenta que es un sí.
Además, que ud diga que el año sale empatado... directamente es para tirar fuegos artificiales desde la cancha de Polo de Palermo.

Tampoco hago balances. Para qué. Si ya sé perfectamente lo que viene bien, lo que viene mal, y lo que viene en dos ruedas, mes a mes. Qué necesidad de hacer un esfuerzo mental de esa magnitud. Mírenme. Como llegué a Diciembre, es como me fue en el año. A mí no me interesan las conclusiones. Yo sigo, no concluyo nada, con lo cual, es problema del resto.
Además, la palabra balance me recuerda tanto a lo impositivo, que me cae pésimo.

Veo que la influencia del gurú no lo esquivó a ud. Bien.

2011:
- Comenzar clases de tango
- Continuar clases de italiano
- Hacerme instantáneamente millonaria.

:)

Renegado dijo...

Jazmín: Bueno, ahi ya tiene un gran punto a favor para este año: me conoció a mi. Ya con eso el balance es netamente positivo.

Le deseo que le vaya aún mejor el año que viene y que tenga éxito en cumplir sus objetivos (y si logra hacer realidad el último, recuerde que Ud. siempre me cayó muy bien, que me parece re simpática y que es una de mis lectoras favoritas).

Feliz Año ;)

Claude dijo...

Fui a ver lo que me había propuesto para este año y la verdad es que no puedo jactarme de nada: el fracaso fue total. Pero me alegra que su caso haya sido distinto del mío, y lo felicito. Buen 2011 para Ud. también.

Zoquett dijo...

Feliz año nuevo don!
Y que te sigamos leyendo por mucho más.

Aunque, mejor te deseo feliz matambre? Creo que sería más acertado :P

Renegado dijo...

Claude: Gracias!. Y no se rinda. Renueve sus intenciones y propóngase alcanzar los objetivos el año que viene. Y de paso agregue otros nuevos. Lo importante es tener metas, aunque sean chiquitas, pero tenerlas, y comprometerse a hacer el mejor esfuerzo por cumplir algunas aunque sea.

Renegado dijo...

Zoqueta: Gracias! Feliz matambre para vos también!

Briks dijo...

OIGA !!

que hay empates que bien pueden considerarse victorias, creame

el mío, en cambio, fue un año espectacuilar pero me da cosita decirlo

oops !
ya lo dije !
bueno, ve?
ahora me dió "cosita"

no, no, la sonrisa es porque me acordé de un chiste viejo

ABRAZO SR RENEGADO

Renegado dijo...

Sr. Briks: Que no le de cosita. Digalo nomás. Reconozca que este año fue espectacular porque tuvo el privilegio de conocerme personalmente.
Igualmente en lo personal, el pertenecer al MIB y compartir este año con Uds. ha sido uno de los puntos mas positivos que me ha dado el 2010.

Que el año que viene sea todavía mejor que este para Ud. estimado.

Abrazo.

Samain dijo...

Verá, mi memoria tiende a ser muy frágil, se me hace IMPOSIBLE hacer un balance porque ni a palos me acuerdo de enero de 2010.

Sí estuve de viaje fuera del país por primera vez y conocí algunos Bloggers, ambas cosas fueron muy buenas. Fuera de eso... la verdad que todo se hace muy nebuloso.

Como meta para este año: me encantaría volver a hacer deporte. También me gustaría estudiar algo. Cambiar de laburo... y que mi jefe muriera en un trágico accidente. MOMENTO! la muerte no se le desea a nadie; bueno, que quede malherido en un trágico accidente!

Saludos, Renegado. Que tenga usted un excelente 2011; que si el año pasado fue empate, éste es su año! :P

Viejex dijo...

Cuando escribí mis metas el año pasado sabía que me iba a arrepentir. Me quedé a medio camino en todas! Igual para mí fue un gran año.

1) Hice otro "asado con los testigos de la trágica incineración apícola para demostrar que no siempre quemo el pollo"

Hice el asado. Pero no hubo pollo...

2)Terminar algunos detalles importantes de la casa.

Este lo cumplí. Pero me falta el detalle más importante: La escritura...

3) Escribir cinco artículos de los cuales pueda sentirme orgulloso

Hay un par que me gustaron. Pero no llegué a cinco.

4) Meter 1 de las dos materias que me faltan para recibirme.

Logré avanzar un poco en una de ellas, pero no la terminé.

Mi meta para el 2011 es cumplir tres de las cuatro planteadas la vez anterior.

Feliz año!

Renegado dijo...

Samain: A ver, volver a hacer deporte y estudiar son metas mas que alcanzables con un mínimo de voluntad. Póngale fichas a eso.
En cuanto a lo de su jefe, salvo que Ud. sea medio peligrosa, creo que sería mas cuestión del destino. Igual no hay que desear el mal. Yo, por ejemplo, no le deseo el mal a mi jefe. Simplemente quiero que fracase miserablemente en todo lo que haga, y que pierda todo lo que tiene y quede muy pobre (pero solo para que aprenda una lección de vida nomás).

Y ojalá el 2011 sea mi año. Estoy comprometido con el promedio y peleando el descenso.

Sr. Viejex: Bueno, no hay apuro. Además logró casi el 50% de cada una, lo cual sumado da un resultado bastante aceptable. Tiene medio camino recorrido.
Este año completa la cuenta y listo.

Feliz año para Ud.!

Samain dijo...

Renegado, entonces espere que muto mis metas:

Mi meta es desarrollar la voluntad necesaria para volver a hacer deporte y estudiar.

Lo de nustros jefes... si usted le pusiera un poco de ganas, podría incinerarlos con la mirada (dijo que podía en el post anterior!)

Carugo dijo...

Cómo???!!!!!! Usted no es millonario??!!!!
Pucha, y yo que pasaba por este lugar sólo por interés...
Igual fue un placer haberle conocido personalmente junto a los otros inmorales de MIB.
Me gusta su espacio y por eso le pido que no lo abandone.
Me encanta su sarcasmo e ironía.
Le mando un abarazo y sepa que no dejé de fumar.

Renegado dijo...

Samain: Bueno, ahi va queriendo. Vamos a ver a fin de año como le fue.

Y claro que podría, pero no puedo usar mis poderes para el mal.
Como le dijera el tío Ben a Peter Parker "Un gran poder conlleva una gran responsabilidad".

Carugo: No, no soy. Debería serlo. Me lo merezco holgadamente, pero no se que pasa que no se da.
Igual si pasa por aqui por interés desde ya le digo que se ponga cómodo.
Sacarme algo a mi es mas difícil que encontrarme de buen humor, en el colectivo, un lunes a la mañana.

Y atento a su pedido voy a hacer lo posible por no abandonar, pero no le puedo prometer nada.

Y deje de fumar que hace mal. Sino pregúntele a Sandro como le fue (si, ya se, no creo que le conteste, pero bueno, se entiende la idea ¿no?).

Un abrazo.

Sir Lothar Mambetta dijo...

Mis objetivos para este año son:

1) hablar 32 idiomas;

2) atravesar el desierto de Atacama a nado;

3) conseguir capturar un ñupul sano y salvo;

4) dar una vuelta al mundo en velero sin mear;

5) averiguar bien qué carajo es un ñupul;

6) recuperar mi título de campeón mundial de parada de corcho (que sospecho perdí en la mudanza);

7) dejar de inventar y de utilizar palabras estúpidas como "ñupul"...

Ya que no voy a cumplir mis objetivos, que sea a lo grande.
Buen año, ya falta menos para las vacaciones.

Anónimo dijo...

"Las cosas negativas siguieron estando, y quizás continúan pesando mas que las positivas, pero la diferencia es que yo, de a poco, muuuuuuy de a poco, estoy aprendiendo (o al menos lo estoy intentando) a no dejar que me afecten tanto"
Me gustó eso...podría aplicarlo.
Y en mi balance destaco dos cosas: la buena es que desde marzo estoy trabajando en algo que me gusta más y que genera más $.
Y la mala, que falleció mi abuela,la persona que me ha amado mas incondicionalmente en mi vida.
Un abrazo,y seguí escribiendo.Casi nunca comento pero siempre te leo y también tengo en cuenta tus recomendaciones de pelis.

Quinlan Vos dijo...

Como extraño las críticas de cine.
Renegado, los que ahora renegamos, somos tus lectores.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.