lunes, 5 de febrero de 2007

Crítica de cine: APOCALYPTO

Debo confesar que honestamente no pensaba en ir a ver esta película.
Si bien las otras dos realizaciones de Mel Gibson como director me parecieron excelentes, y realmente las disfruté, en este caso sospechaba, de mal pensado que soy nomás, que no continuaría la racha y me iba a ensartar con un bodrio lento y sin sentido.
Además, a este juicio a priori gratuito que me mandé, se sumaba que había escuchado la crítica de la señora esa con cara de cotorra que trabaja en canal trece, Catalina Plugi, Blugi, Gugli, Dlugi o algo así, y había calificado la película como "una joya imperdible".
Dado que esta buena señora es mi detector personal de bodrios (si dice que la película es "excelente", "imperdible", o "grandiosa" llevate una almohada porque seguro te dormís; si dice que la película "no deja nada", "es común" o "para pasar el rato" seguro que es un peliculón y la pasás bárbaro), era la confirmación que necesitaba para no asistir.
Sin embargo, ciertos acontecimientos de fuerza mayor, como que hacía un calor de perros, y el cine tiene aire acondicionado y mi casa no, hicieron que pasar la tarde en ese lugar (si, yo suelo ir a la tarde, primera o segunda función, porque hay menos gente y la gente me molesta mucho cuando miro películas) fuera una alternativa refrescantemente seductora (que sutil juego de palabras, que lo tiró).
Bien, el aire acondicionado estuvo fantástico, el pancho que me mandé antes de entrar estuvo delicioso, y la película me pareció … muy, pero muy buena.
La verdad que Mel Gibson, cuando no está borracho insultando a los judíos o haciendo cagadas, se manda unas obras que realmente son para destacar.
El argumento se desarrolla en el período final de la civilización Maya, y narra la historia de Garra de Jaguar, un nativo que ve su forma de vida tranquila y pacífica destruida por una invasión de otra tribu, casta, equipo, partido político, o algo así. Bueno, eran nativos mayas también pero mucho mas malos y quilomberos.
La cuestión que un día estaba Garrita (los amigos lo llamaban así) con la jermu, los amigos y vecinos, los mas panchos a la mañana, medio recién despiertos, cuando les caen estos Mayas jodidos en la aldea, los cagan a palos, les queman las casas (decí que los indios viste como son que te arman un rancho así con palos y hojas, no es como si les hubieran quemado un duplex con vista al río, pero igual está mal), les roban las minas, les mojan el pancito el huevo frito, les sacan cosas de la heladera sin permiso, a los hombres los toman prisioneros, y demás cosas así de muy maleducados.
Una mala onda los invasores, terrible. Muy mala gente.
En la escena en particular del combate entre invadidos e invasores, aunque está muy bien lograda, no se distinguía claramente quien era el maya bueno y quien el malo, porque todos eran mas o menos iguales.
Deberían haberles puesto camisetas de distintos colores para ayudar al espectador a diferenciarlos, y así permitirle tomar partido y alentar al maya de su preferencia. Sé que esto le hubiera restado algo de realismo al momento, pero bueno, todo no se puede.
En fin, a partir de ahí, la historia narra todo lo que le pasa al pobre de Garrita, en su heroica travesía para intentar recuperar lo perdido.
Creo que es lícito advertir que es una clásica "película de Gibson", o sea que no esperen nada parecido a una metáfora.
Al tipo le gusta mostrar todo como es. Así, a lo bruto. Hay sangre; y mucha. Y hay violencia, y mucha. También hay plantas, y muchas, pero eso es porque se filmó en medio de la selva.
En cuanto a las actuaciones, están excelentemente logradas dado que el reparto está compuesto en su mayoría por actores de ascendencia indígena o latina (no muy reconocidos, en realidad casi totalmente desconocidos, y algunos ni eran actores), o sea que daban perfectos para los personajes. No hubiera sido lo mismo verlo por ejemplo a Geroge Clooney haciendo de indio maya. No da.
En el papel de Garra de Jaguar está Rudy Youngblood, un morochito frentudo y dientón que es cantante y bailarín de danzas tribales estadounidenses, que, a pesar de que debuta como actor, se banca bastante bien el papel de héroe y personaje principal.
Como su esposa encontramos a Dalia Hernandez, una muy linda morena medio cachetona, pero bastante potable.
En el rol de Zero Wolf, el capanga de la tribu invasora, está Raoul Trujillo, hijo del viejo Trujillo, un tipo así medio con cara de malo que me parece que ya hizo de indio en otra película. En esta tiene un corte de pelo muy bonito, no dejen de notarlo.
Finalmente, porque son como veinte mil indios y no voy a nombrarlos a todos ni mamado, lo tenemos a Gerardo Taracena en el papel de Middle Eye, el mas malo de los invasores. Realmente se luce en su interpretación, ya que se hace odiar durante toda la película. Ese indio es un verdadero hijo de puta, y uno espera con ansias el momento en el que seguramente se enfrentará al héroe, para que lo surtan de una buena vez.
Las actuaciones de los animales estuvieron correctas, en especial las del pobre tapir y el jaguar, que a pesar de sus trágicos finales no cayeron en sobreactuaciones y gesticulaciones excesivas.
No puedo decir lo mismo del monito, que por momentos en su escena con el niño maya (o Josecito Mayita), pretende robar cámara alevosamente.
Cabe destacar que la película está enteramente hablada en yucatec, el principal dialecto maya, lo cual le da un realismo increíble.
Por momentos parece que se estuviera viendo la transmisión de un documental en vivo y en directo desde el pasado (puede que crean que soy exagerado, y puede que tengan razón).
Las imágenes, los paisajes y los detalles, son verdaderamente magníficos, y la fotografía es excelente (no se muy bien que quiere decir, pero en toda crítica de cine seria debe figurar esta frase).
Para ir redondeando, no puedo dejar de resaltar el envidiable estado físico demostrado por Garra de Jaguar. Ese pibe debe tener cuatro pulmones. Estuvo corriendo casi sin parar durante mas o menos un día entero, sin tomar agua ni ir al baño. Yo terminé cansado solo de verlo.
Como es costumbre el último párrafo se dedica al director, pero tratándose de Mel Gibson solo se puede decir que volvió a lucirse con una gran obra épica.
Tal vez a algunos les parezca exagerada o innecesaria su fijación con la violencia y el realismo de las escenas, pero creo que eso contribuye a generar un cine mas crudo y frontal, que inevitablemente provoca sensaciones en el espectador; lo cual, en definitiva, es lo que se pretende, pienso yo, cuando se va a ver una película.


Calificación: 4 Renegados y medio (Muy buena y media. Vale la pena verla).

Recomendaciones: Si usted es un fanático admirador de la cultura Maya, y piensa que eran astrónomos, científicos, y filósofos buenos y tranquilos (que también lo eran, eso no está en discusión) no vaya, porque la película muestra solo su lado más oscuro y sanguinario, y se puede llegar a sentir mal.

Si usted es mexicano o descendiente de mayas, tampoco vaya porque se puede ofender por el mismo motivo que el marica del señor anterior.

Si usted es un joven jeropa adolescente que se pregunta si en la película hay mujeres desnudas vaya, porque va a ver una que otra indiecita en tetas, y con eso ya justifica el valor de la entrada.

Si usted es mujer y hace mucho que no ve un hombre semi en pelotas vaya nomás, que toda la película esta llena de indios musculosos en cola less, y se va a entretener bastante fantaseando con que alguno de ellos la haga su esclava y le de masa entre los yuyos de la selva.

Si usted es vampiro, no vaya porque seguro que le va a dar mucha hambre.

Nota final: A usted, señora que estaba en la fila de atrás mío, portando una ruidosa bolsa cargada con otras no menos ruidosas bolsitas mas, cargadas de alimentos y bebidas; a usted que se la pasó haciendo toda clase de sonidos durante la película; a usted que fue al cine a hacer un picnic; a usted, si A USTED señora, le advierto que la próxima vez que la vea en la misma sala que yo, personalemte la sacaré a voleos en el orto y le haré tragar todos sus alimentos entrados de contrabando, sin molestarme en sacarlos de sus mugrientas y ruidosas bolsas.
Está avisada.

7 comentarios:

Caliope dijo...

Ahora voy a tener que piratearla! personalmente (y dada mi extraña naturaleza) me encantan las películas sanguinarias, con violencia innecesaria y mucho voleo. Corazón Valiente me encantó por eso y me enojé mucho cuando supe que censuraron algunas partes en donde volaban cabezas ensangrentadas o ensartaban a alguno.
Y bue, la veré, y NO ES SOLO por los indiecitos en tanga. Su crítica significa mucho para mi.

saludos

pd: el señor Animal de mequieromorir hizo un post sobre los comensales cinéfilos, lo vio?

Renegado dijo...

¿¿Cómo piratearla?? Eso no se hace señorita!!
Supongo que habrá querido decir que irá a verla al cine pagando la entrada como corresponde ¿no?.

Y si, vi el post de Animal y hasta dejé mi comentario adhiriendo al desprecio absoluto que me generan los mencionados comensales cinéfilos.

Zoquett dijo...

No voy a leer porque la quiero ver sin saber de qué trata xDD.
Pero espero no haya vieja revolviendo su pochocolo porque le hago tragar la bolsa de un manotazo ¬¬

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con lo de catalina. También me pasa con el resto de los críticos de cine.

Renegado dijo...

Bueno Zoqueta. No lo leas. Está bien. No quiero arruinarte la "sorpresa" (¿?).

Renegado dijo...

Si Anónimo, Catalina tiene razón. Esta Cata es una ... ayayay ... que loca !!

(Viene cada uno acá o_O!)

Lulet dijo...

No la vi. Y ahora no sé si quiero verla.
Salud!