miércoles, 14 de febrero de 2007

San Valentín

Siguiendo con este ciclo de posts culturales, dedicados a desasnar a los lectores en cuanto a los mas diversos temas, hoy vamos a explanifisiar la significancia de este meloso y sebáceo día, el cual, gracias a esa bananera costumbre que se ha impuesto de importar festividades, desde hace unos años se conoce como "Día de los Enamorados" (nombre memerto so los hay), o, peor aún, "San Valentín".



La pregunta es, entonces, ¿De donde viene esto de que el 14 de Febrero es el Día de los Enamorados y/o San Valentín? ¿Quién cuernos fue San Valentín? ¿Por qué me quieren hacer gastar plata en regalos? ¿Eh?


He aquí las respuestas queridos televidentes:


Resulta que en la antigua Roma del siglo palito palito palito (está en números romanos, sean cultos por favor), cuando el cristianismo todavía era perseguido (se ve que no lo podían alcanzar), se prohibía el matrimonio entre los soldados … no, perdón … lo escribí mal … se prohibía el matrimonio DE los soldados, por considerar que siendo solteros rendían mas en el campo de batalla, lo cual no me parece nada descabellado. No es lo mismo irte a pelear concentrado en destrozar todo lo que te pongan enfrente, que irte con la voz de tu jermu retumbando en la cabeza diciendo "Ojo con quien te peleas eh", "No te ensucies mucho el traje que lo lavé ayer", "Si no te matan, a la vuelta pasate por la verdulería y traeme un kilo de tomates", "Estás llendo a la guerra muy seguido vos eh ¿No me estarás metiendo los cuernos con otra no?" y cosas así.
Además, estando casado se debía cumplir con los deberes maritales, y ya lo dijo San Fillippo: "¡¡Ponerla seguido te saca pierna pibe, te saca pierna!!".
Bien, el caso es que no los dejaban.
A raíz de esto, salta un curita medio hinchapelotas y buscaroña, llamado Valentín, que por considerar injusta la situación, se pone a casar soldados en secreto, bajo el ritual cristiano.
Por hacer esto y proteger a los enamorados, este cura se gana cierta fama, le hacen notas para Caras y lo invitan al programa "Almorzando con Mirtha Legrand" (que en esa época ya era vieja).
Tanto reconocimiento hace que el mismísimo Emperador Claudio palito palito lo mande a llamar para conocerlo, ya que era medio cholulo y se quería sacar una foto con él, además de pedirle que le firme un autógrafo.
El sacerdote va medio ya canchereando, y en un exceso de confianza, trata de convertir al emperador al cristianismo. Le da unos folletos, le muestra una presentación en Power Point de media hora, y le promete banda ancha por 6 meses a $25 si se afilia en ese momento.
El Emperador se mostró medio interesado, lo cual no le gustó un carajo al Gobernador de Roma, que de inmediato se mandó una flor de campaña de desprestigio en contra del cura, acusándolo de quedarse con coimas y de manosear pendejos.
Tanto le buscaron el pelo al huevo, que por fin logran procesarlo y mandarlo en cana, con sentencia de muerte de yapa.
El que salió sorteado para liquidarlo, era un lugarteniente (o sea, uno que tenía un lugar ¿se entiende? lugar teniente .. si,malísimo … ya sé), llamado Asterius, que cuando lo fue a buscar se le burlaba y le decía "Hacete el vivo ahora" y "Casame esssta" y cosas así muy agresivas.
En una de esas, mientras le estaba pegando unas patadas en el culo, le manda que ya que es tan guapo y su religión tan poderosa, que le devuelva la vista a la hija que era ciega de nacimiento, a lo que Valentín le responde serenamente "Traeme a la nena" mientras se limpia una babita de la comisura de los labios.
Asterius se la trae. La mina dice "Maesstrrooo" y corre al encuentro del cura, pero se estrella contra una pared debido a que era ciega y no tenía mucho sentido de la dirección.
Valentín al grito de "Bebotaaa" la abraza, y la manosea un poco.
Luego le practica una descarga de energía, y, mediante una serie de movimientos raros y ruiditos graciosos, logra que la joven recupere la visión.
Asterius queda tan impactado que, luego de abonarle los doscientos pesos de la consulta, se convierte al cristianismo junto con toda su familia.
Además de eso, Valentín queda enamorado de la muchacha y solicita que se le permita llevarla con él un ratito a la celda del fondo, ya que todo esto sucede estando aún encarcelado.
Lamentablemente no le fue concedido ese deseo, ya que sería ejecutado en apenas unas horas.
El sacerdote ruega, llora, pide por favor, y suplica, al grito de "Daleeee .. un poquito … son diez minutos … Dejámelaaaa", pero nada obtiene.
Completamente frustrado y caliente como una brasa, Valentín solo hace tiempo a escribirle una carta a su amada, firmándola con la terriblemente maricona frase "De tu Valentín".
(Por esto es que las ridúculas cartas de amor se firman con esa frase tan gay).
Finalmente el cura fue ejecutado el 14 de Febrero.
Todo hubiera terminado ahí, si no fuera porque la Iglesia Católica, dos siglos después, recupera la historia y realiza una adaptación libre del guión, con el fin de usurpar una festividad pagana (cosa rara en la Iglesia) que solian festejar los jóvenes en honor del dios Lupercus, también conocido como Pan.
Este dios, mitad hombre y mitad cabra, era un bicho bastante jodido que vivia alzado, y si te atrevías a cruzar el bosque te empernaba sin misericordia ni vaselina.
Pancito le daba masa a todo lo que se movía, sin distinción de raza, color, edad, sexo o temperatura. Un campeón el hijo de puta. Era el Bambino Veira de los dioses paganos. De él viene la palabra "pánico", ya que eso era lo que causaba cuando se lo veía venir: Pánico en el culo.
Hoy se traduce como "fruncir el ojete" o "a poner el culo contra la pared que ahí viene fulano".
En honor a este master of the universe, en Febrero se celebraban las fiestas lupercales, en la cuales se bebía, morfaba, fumaba y garch … eehmmm …. se tenían salvajes relaciones sexuales en forma grupal.
Finalmente los jovenes varones, mediante un sorteo o algo así, elegian a una mina para que fuera su compañera de diversión durante todo el año. Una joya.
Bueno, la iglesia cambió eso por la historia del cura mongo que escribía cartitas y que se murió sin ponerla.

Momentito … ¿¿Cómo?? ¿¿En serio esto es así?? ¡¡¡Pero será posible!!! ¡¡¡Recién caigo!!! ¡¡¡Mirá vos!!! ¡¡¡Yo no sabía esto!!! ¿¿Cómo puede ser??
O sea que podríamos estar festejando todos en una flor de partuza, morfando como cerdos, bien mamamdos (en todo sentido), todos en pelotas pasándola bomba, y no lo hacemos porque en lugar de eso tenemos que regalar flores y bombones.
¡¡¡Ah bueno!!! Pero muchas gracias señores de la iglesia. ¡¡¡Siempre tan oportunos ustedes!!!.
Claro, no vaya a ser que importemos una fiesta como la gente. Nooooo. Hay que traer fiestas bien pelotudas, en donde los únicos beneficiados son los comerciantes y uno se aburre fingiendo romanticismo todo el puto día.

¡¡¡Pero la puta madre!!! ¡¡Que increíble!! ¡¡¡¡Que ganas de hacer la vida mas aburrida y chota de lo que es hermano!!!! ¡¡¡Parece a propósito!!!

¡¡¡Y ya se me arruinó el día!!!

¡¡¡Si!!! ¡¡¡Me calenté loco, no puede ser!!!.

¡¡¡Que injusticia!!!

No escribo mas.

Estoy muy enfadado.

¡¡¡Aguante lupercus loco!!! ¡¡¡¡Esas son fiestas!!!!

5 comentarios:

Caliope dijo...

Eso, eso!! Aguante Lupercus carajo!!! Yo también quiero mi orgía!!!
...
Pero vea como me iluminó don Renegado... que cosa, yo ni enterada.

Uté vale un kilo y dos pancitos...

Besitos anti-sanvalentin

PD: No puedo PARAR de reirme con lo del año "palito palito" Yo nunca pude aprenderme los numeros romanos...jajajajajajajajajajaaaaa

Lulet dijo...

Impecable, superior, excelente 10 felicitado y la concha de la lora!!

Nononno... me reí muchísimo, hombre!

La verdad? Un placer leerlo.

Y el diálogo en la pintura me mató. Juaaajajaja! No podeeeeeeés!!!

Uf!

(Iba a decir una barbaridad y me llamé al silencio)

Besos!!

Vero dijo...

Esto da para hacer una campaña "No al Día de los Enamorados". Yo te apoyo :), te apoyo bien, no seas mal pensado...

Renegado dijo...

Calíope: ¿Vió? Es que ante todo este es un blog de servicios. Ahora bien, ya está enterada, así que vaya preparándose para el año que viene. A ver si organizamos un festejo como la gente que tanto.

Besos luperculiantes para usted.


Lulet: No se contenga mujer. Este es un espacio de libertad absoluta. Diga lo que quiera, haga lo que quiera, sáquese la ropa, béseme, ....ehhmm .. perdón ... me embalé ...

Besos ya sabe donde.


Vero: Apóyeme como mas le guste, no sea tímida ...

Besos bien (¿?)

Lulet dijo...

Oh yeah!

(No voy a decir más nada)