miércoles, 19 de noviembre de 2008

De franco por calentura

Hoy.

06:00 a.m.: Suena el despertador. Me despierto de mal humor porque tengo sueño. Me levanto igual porque no me queda otra.

06:45 a.m.: Desayuno viendo las noticias y el pronóstico. Todos los días igual.

07:15 a.m.: Termino de desayunar. Me tiro en el sofá un rato. Hago zapping por los distintos noticieros. Siempre, pero siempre en alguno hay una noticia sobre un crimen. Este país cada vez es mas mierda.

07:30 a.m.: En Telefé empieza el bloque Cartoon y hoy está “Batman”. Por fin algo bueno. Miro un rato.

07:50 a.m.: Me tengo que empezar a cambiar. No puedo terminar de ver Batman. Me vuelve el mal humor.

08:05 a.m.: Ya vestido como un muñeco de torta medio desalineado preparo la mochila, controlo las monedas, seteo el mp3, levanto las persianas para que se ventile la casa, controlo que estén las llaves del gas todas cerradas, puteo un par de veces y salgo.

08:10 a.m.: Estando a media cuadra de la parada del colectivo lo veo pasar por la esquina, llenísimo. Es temprano. No le doy importancia. Tengo tiempo.

08:10 a.m.: Dos segundos después veo pasar el otro colectivo algo menos lleno. Me cago en el respeto de la frecuencia. Puteo un poco. Me calmo porque recuerdo que todavía es temprano.

08:20 a.m.: Estoy en la parada pensando en cuanto deberé esperar a que venga el otro colectivo cuando, por suerte, vaya uno a saber por que, aparece en el horizonte. Miro la hora. Saliendo ahora llego bien. Por fin una buena. Agarro las monedas y le hago la seña al colectivo que, como el semáforo está en rojo y hay autos, se detiene a mitad de cuadra. Alcanzo a notar que no está tan lleno como para que no me pare. Cambia el semáforo. El colectivo viene ya con la puerta abierta y avanza despacio. Camino hacia él. Cuando estoy a punto de subir, el orangután analfabeto hijo de un camión con acoplado lleno de putas del chofer cierra la puerta y acelera. El colectivo se va y me deja mirando al vacío, con las monedas en la mano y una sensación de furia asesina que bulle en mi interior. Empiezo a putear en arameo, sigo en latín y termino en navajo.

08:31 a.m.: Pienso en que se me está haciendo tarde mientras sigo puteando y deseándole toda clase de desgracias al mugriento del chofer. Llega una vieja a la parada. Cartón lleno.

08:33 a.m.: Viene otro colectivo. Con la debida anticipación, la vieja y yo extendemos el brazo indicándole al chimpancé que maneja que nuestra intención es abordar el vehículo. El semáforo está en rojo. Justo frente a la parada el colectivo aminora la marcha hasta casi detenerse pero no abre la puerta. El macaco que maneja mira al frente haciéndose el boludo. Cambia el semáforo. El colectivo acelera y se va. Me quedo abajo de nuevo, caliente como una pipa. La vieja me mira con una inexplicable sonrisa en su rostro como buscando una explicación y, quizás, pretendiendo entablar una conversación.

08:40 a.m.: Estoy nuevamente en mi casa, ya en remera y bermudas, tirado en el sofá y masticando bronca. Ya está. Ya fue. Se pueden ir todos a la reputísima madre que los recontra mil parió. Me acomodo y prendo el televisor.


Mañana será otro día.

9 comentarios:

diosita dijo...

por eso yo, aprovechando la absoluta carencia de sobrepeso, callos plantales y juanetes, hasta 50 cuadras camino tipo infantería. Después me desmayo y que llamen a la Obra Social. Felicidades por el aniversario de su blog (al mío no vienen ni los perros pero se comprende, es muy reciente y está lejos, hay que tomar tren, dos bondis y como una legua por camino de tierra)y a ver si reconoce su sol sagitariano y se deja de estar cabreado, que como decían en la película "puta que es lindo estar vivo, che!"
Sin otro particular, saludo a Ud.con mi consideración más distinguida (!)

Gabriel dijo...

Jajajaja

Que conste que usted tuvo toda la intencion y voluntad de ir a trabajar, fue el mundo el que le dijo "Quedate en casa". Tal vez era una señal, tal vez no debia ir a trabajar hoy, tal vez algo malo iba a suceder si usted iba a trabajar hoy (el homicidio de una secretaria felina es una posibilidad), tal vez habia algo mejor que ver en la tele, quien sabe...

Saludos Renegado, disfrute del franco.

Yoni Bigud dijo...

Yo llamaría al laburo y daría exactamente la misma excusa que acaba de ralatar. Incluso ni siquiera llamaría. La mandaría por mail.

Tienen que entender.

Un saludo.

El Profe dijo...

Esto de los colectivos y los colectiveros es para no creer; más de uno te hace esas "maniobras" entre miradas perdidas en el vacío o dirigidas al lado opuesto de la parada, pasadas a gran velocidad o aprovechando la "cortina" que le hace otro colectivo, te estropean el día y te quitan las pocas ganas que tienes a esas horas de la mañana de comportarte como uns persona civilizada. Te acompaño en la bronca. Saludos.

Jazmin dijo...

mejor asi; aprovechas y disfrutas la vida

Renegado dijo...

Diosita: A mi también me gusta caminar, pero irme desde Quilmes hasta Capital a gamba como que me queda medio lejos. Además sospecho que llegaría algo tarde (tipo dos días tarde).
En cuanto a mi sol sagitariano debe andar medio fallado porque vivo de mal humor. Debo tener algún planeta atravesado.
Salúdola muy atte.

Gabriel: Si, fue el destino, y yo soy muy obediente. Suelo pensar que todo pasa por una razón, así que no es raro que tenga estos cambios bruscos de planes.
Lamentablemente en televisión no había nada, pero me dormí una siestonga tirado en el sofá que fue un poema.

Yoni Bigud: En mi laburo, dado como estoy siendo tratado estos últimos tiempos, no se merecen ningún tipo de explicación de mi parte. Si el gusano que tengo por jefe tiene algún problema, puede venir a pedirme explicaciones en la vereda cuando guste.

Profe: Algunos colectiveros, en la escala evolutiva, están por debajo del mono tití. Se creen que el colectivo es de ellos y que te hacen un favor dejándote subir. Son de cuarta.

Jazmín: Para que yo pueda disfrutar la vida tienen que pasar varias cosas todavía. Por lo pronto disfruté de un día tranquilo en casa.

Marichu dijo...

Si hubiera sabido se quedaba a mirar Batman y listo, que colectiveros de miercole che...y bueh...saludetes y que le sea leve para la próxima.

Martín Benegas dijo...

Digo yo, hay que ser forro para ser colectivero? esa manga de orangutanes al volante cornudos y analfabetos pareciera que descargan su bronca en los pasajeros como si tuvieran la culpa de que la jermu se encama con todo el barrio, encima cobran bien los desgaciados, por lo menos aquí en Mendoza ganan 3000 mangos, su post me hizo calentar Renegado, muy buen blog, lo agregue a mi blogroll.

Anónimo dijo...

Sé que es extemporáneo el comentario pero me surgio una duda: está seguro que esa es la parada del colectivo??...una vez le hacia señas a todos los colectivos porque veia que paraban en una esquina y era porque da la casualidad de que en la misma hay un semaforo y se ponia en rojo...que bobo no?