martes, 21 de abril de 2009

Lo que importa es lo de adentro, dijo una empanada

Estábame en el día de hoy ojeando los diarios de internet durante uno de los muy escasos momentos de ocio que tengo en mi trabajo (guiño guiño), cuando me topo con una noticia que, por si no la vieron, les comento brevemente.
Resulta que hay en el Reino Unido un programa de reality del estilo de "American Idol", "Operación Triunfo", "30 segundos de fama" o algo así, que se llama "Britain’s got talent" (Para lo que no hablen inglés, quiere decir "Los británicos tienen Talent" que supongo será la marca de televisores que patrocina el concurso) en el cual gente común y silvestre va y canta, o hace algo que supuestamente hace bien, para ver si a algún productor lo ve, le tira un contratito y a partir de ahí puede el participante dedicarse a currar con su habilidad y vivir sin trabajar.
A ese programa fue un día fue una mina que se llama Susan Boyle y que parece ser que cantó tan pero tan bien, y su voz es tan angelical, que al poco tiempo sus videos fueron furor en You Tube y se hizo re conocida.
Pero hete aquí que esto no es lo mas curioso del caso y lo que llamó mi atención, sino el hecho de que esta la mina tiene 47 pirulos y, no solo admitió que mantiene el pescado sin vender (O dicho de otra manera, conserva sus estofado sin revolver, o también puede expresarse como que nunca le sopletearon la papirucha. Bueno, por si son medio lentos y no entienden mi fina poesía y mi sutil metáfora, quiere decir que la mina nunca la puso señores) sino que además, tampoco nunca fue besada.
O sea, a los 47 años sus labios, así como su virtud, están aún intactos, esperando al candidato indicado.
Y ahí anda la gorda cantando por la vida.
Esto, quizás resultaría demasiado extraño, y hasta le inspiraría cierta compasión a algún buen samaritano al punto que le darían ganas de ir a buscar a esta pobre mujer para hacerle la gauchada, de no ser porque uno se encuentra con que Susan Boyle es esta:

Y ahí la cosa ya deja de ser algo extraordinario, para convertirse casi automáticamente en algo absolutamente lógico.
O sea, seamos sinceros, esta pobre mujer es mas fea que la mierda. Es una mezcla entre el Tata Brown, Leo Dan y José Pablo Feinmann. Es angurrienta para ser fea. Es tan fea que si chupa un limón, el limón hace gestos.
Pero bueno, esto no es lo mas asombroso del asunto.
Resulta que merced a su reciente popularidad, a lo curioso de su caso (Y obviamente me refiero al hecho de que a los 47 años nunca haya probado el canelón de carne y no a que sea endemioniadamente fulera y sepa cantar) y a que se le ocurrió decir que le gustaría actuar, una empresa cinematográfica estadounidense, ni lenta ni perezosa, le ofreció algo así como un millón de dólares para... ¡perder su virginidad en cámara protagonizando una película pornográfica!


"¡Siiiiii! ¡Vení papito! ¡Haceme tuya ahora!"

O sea, pobre mina, fue a cantar, contó que nunca ni siquiera la besaron y enseguida a alguien se le ocurre que se haga pistolear en cámara.
Es un poco gracioso, no me digan que no.
Está mal, la gente está enferma y bla bla bla, si si, todo lo que quieran, pero es gracioso.
A nadie le importa ya un pito que cante como los dioses. La cuestión es que es fulera y es virgen. Negoción. Listo. Lo demás es superfluo.
Igual no deja de resultarme sumamente divertido el imaginar a esta pobre tipa toda maquillada y vestida de manera sugerente, intentando llevar adelante una escena de alto contenido sexual.
En el momento del sexo oral por ejemplo, capaz que si nadie le explica como es la cosa, cuando se encuentre de rodillas frente al miembro erecto de su partenere, lo agarra con una mano y se pone a cantar creyendo que es un micrófono.
Sería antológico.

Susan en pleno ensayo practicando para su primer pete.

Pero bueno, la noticia también decía que la oferta de la compañía caduca dentro de una semana porque quieren aprovechar el momento de mayor popularidad y saben que dentro de poco nadie se va a acordar de ella, así que no creo que la veamos (Aunque nunca se sabe. Un millón es un millón).

Mientras tanto, tengo también entendido que, por si acaso, ya están haciendo un casting mundial para seleccionar al valiente que la acompañaría en el proyecto.

¿Hay algún interesado?

Tengan en cuenta que si a la mina le pagan un palo verde por dejarse, para el héroe que se encargue del trabajo debe haber una suma mas que considerable (Además de terapia de por vida, todo pago).

Vamos ... ¿Por cuanto lo hacen?

Yo me ofrezco como representante. Cobro baratito.

8 comentarios:

Bugman dijo...

Yo conozco un muchacho que no le hace asco a nada. Es un poco repugnante, digamos que Susan está dos puntos por encima de su "target". Pero ahora con los efectos especiales por computadora se hace cualquier cosa.
Comuníquese por línea privada y hacemos negocio.

El Profe dijo...

Bueno, primero me gustaría conocer como respondió Susan tal propuesta, para poder decir: "bah, más de lo mismo" o "¡Una vergüenza!"
En todo caso, seguro que no faltará quién responda como el que leyó "Un millón de dolares por tener sexo con la gorila" y se presentó poniendo algunas condiciones y al final, como la condición más importante dijo: "El millón ¿puedo pagarlo en cuotas?" ¡Ja!

Claude dijo...

Los del programa ése pegaron un hitazo mediático con esta mina, ¿qué más quieren? Yo me sorprendí cuando hace unos días leí que era una mujer: la había confundido con un pintor argentino que es re parecido a ella (no me acuerdo el nombre en este momento).

Renegado dijo...

Bugman: Bueno, dicen que la belleza está en los ojos de quien mira. Igual quien no se ha comido algún bagayo en su vida eh ... Éramos tan pobres!

Profe: Mire, con esa cara, a esa edad y encima con un palo verde de por medio, yo no se que tanto tiene que pensar la señora.
Creo que el que mas lo tiene que meditar es el encargado de realizar la tarea. Ese pobre hombre puede quedar traumado de por vida.

Claude: Siiiiiii totalmente!! Yo sabía que me hacía acordar a alguien y no pude sacar a quien. ¿Es uno que también hace esculturas con chatarra no?

Lulet dijo...

Coincido con Claude.

Alto reitin.

Besotes!

Claude dijo...

Ese mismo. Se viste como operario y se le ve la panza entre la camisa mal abrochada. Cada vez que lo veo me acuerdo del capítulo de Los Simpsons en que Homero hace pomada una parrilla a fierrazos y lo viene a buscar una mina para que la exponga como arte.

Bugman dijo...

Regazzoni. Carlos Regazzoni, se llama, y sí, es parecido, aunque Susan por lo menos se baña. O parece.

Anónimo dijo...

MOMENCLADOR:uuuuueeeeeeeee.... aaaaffffff........pero que espanto y eso que vi bastante mujeres con lipo:subcion.... ¿quien haria el trabajo sucio?