viernes, 7 de agosto de 2009

La pregunta de los viernes: el regreso

Hará cosa de una semana creo, como todos recordarán, una familia de la que no recuerdo el apellido (pero que bien podríamos llamar "la familia Ojete") oriunda de un pequeño pueblo de la provincia de Buenos Aires (un pueblo casi desconocido, con mucho campo alrededor. Lindo, pero medio aburrido. O sea, está bueno para pasar un tiempo y desenchufarte, pero si vivís ahí, ponele, por veinticinco años, te querés matar. No sé, digo yo .... Me imagino...) se ganó una millonada en el Quini 6.
Y no fue una millonada mas o menos. No, no, no. Fue una millonada de la gran siete. Del tipo de millonadas que te permitirán rascarte el tujes de por vida a vos y a dos generaciones de descendientes y todavía quedarte con un vuelto para chucherías.
Bueno, la cuestión es que esta buena gente (o sea los Ojetes), en toda su inocencia (o ignorancia, llámenlo como quieran) cometió la torpeza de darse a conocer públicamente, asegurando, muy confiados, que el dinero no los cambiaría demasiado y que igual iban a seguir trabajando y manteniendo su rutina habitual, por mas que a partir de ese momento pudieran limpiarse diariamente el tujes con billetes de cien dólares.
Obviamente, no muchos días después, todos los medios se hacían eco de que esa misma familia se había tenido que ir a la mierda del pueblo, supuestamente porque no los dejaban en paz ofreciéndole negocios y pidiéndole todo tipo de cosas (y eso sin contar las dos cuadras de cola de secuestradores que se había formado en la puerta de su casa).
Teniendo en cuenta este asunto entonces, llevé mi mano al mentón, fruncí un poco el ceño y entrecerré los ojos elevando apenas una mirada que dejé perder en el vacío y me puse a reflexionar (porque yo reflexiono como se debe, poniendo cara) y pensé en que, dejando lo superficial de lado por un momento, hay una gran verdad en eso de que hay cosas que el dinero no puede comprar, en que no es mas feliz el que mas tiene sino el que menos necesita, y en que es muy pero muy de pelotudo ganarse tanta guita y mostrar la jeta para hacer roncha y mandarse la parte.

Por eso, la pregunta que les arrojo en este momento para que se luzcan es:

¿Cuál es el momento mas feliz que recuerden haber vivido sin dinero y cual fue la felicidad mas recordable que el dinero les haya proporcionado? ¿Eh?

Y ahora me voy.

Anoche soñe con una Iglesia bastante tenebrosa en cuyo interior se celebraba algo así como una misa, pero con música medio pop de fondo y gente que bailaba, incluído el cura, así que voy a ver que números son la Iglesia, el baile y el cura para jugar a la quiniela a ver si la pego (porque el dinero no comprará la felicidad pero la imita bastante bien).

Buen fin de semana.

10 comentarios:

berenice dijo...

El momento más feliz de mi vida fué una tarde del año 1990,mi hijo había sobrevivido, estaba enamorada, y una mariposa se posó sobre mi mano.
Sentí que todo tenía sentido.
También tengo muchos momentos de felicidad chiquita.
El limonero y su mariposa gigante negra y amarilla todos los años, ya que misteriosamente, ocurre una sola vez al año.
El momento en que finaliza un auxilio del SAME y todo salió bien.
La llegada de la primavera y las carpas que se despiertan de su letargo con su prole anual.
La primera rosa.
Las flores del granado en noviembre.
Encontrar una herradura en la Capital.
El brillo del sol en agosto.
La luna llena de septiembre.
Cosas así.
besos

Carugo dijo...

El momento más feliz de mi vida fue cuando nació mi hijo y como dice Berenice (y me salió un versito) también estaba enamorado de mi ex esposa.
Creí ver en esa instancia el sumum de lo que siempre había buscado: la familia.
El mejor momento con plata: Ahhh, algunos, cuando ganaba muy pero muy bien, era soltero y podía comprarme lo que me viniera en gana sabiendo que eso no hipotecaba mis ingresos.
Un día fui a Promusica y de buenas a primeras me compré una batería electronica. El vendedor intentaba ganarse su comisión demostrando las bondades del instrumento pero yo lo paré en seco y le dije está bien, no te mates que la voy a comprar igual. Fui a la caja con el flaco y le dije al jefe "no estaba convencido pero él (señalando al vendedor) me hizo tomar la desición".
Ja, eran como dos lucas y media verdes...
Que épocas que no volveran...

Winter dijo...

Veamos: Siemto la pregunta algo tramposa. El dinero está presente en todos los momentos de la vida.
Pero, tomando en cuenta las reservas expresadas, voy a intentar dos respuestas.
Cosas que me hacen feliz a secas, muchas, pero todas parten del narcótico que implica estar enamorado y ser correspondido. Porque hasta el sol parece brillar más!
A través del dinero: varias, pero rescato una. Pude navegar durante cuatro días en un velero privado, con amigos en la bahía de Biscayne hasta el parque marítimo de Key Largo, en el estado de la Florida en USA. Tomé contacto directo con un mundo que el humano no puede vivir. Bajo la superficie del agua. Delfines surcando olas a metros, tortugas marinas gigantes procreando (me explicaron que son dificilísimas de hallar), noches de lunas irrepetibles navegando con el viento, un mundo marino indescriptible, poder tocar el coral, los peces, casi jugar con ellos. Compartir esto con gente de distintos países, compartir camarotes y todos en comunión con el medio. La exacta medida de la pequeñez que somos individualmente. Esto lo compró el dinero. Mi capacidad de gozar de esto no hubiera podido mostrarse sin dinero.
Espero haber respondido. Me gusta la propuesta. Que se repita.
Abrazo

El Profe dijo...

Bueno, el momento más feliz —reciente, porque si mirás atrás el amontonamiento confunde jajaja— por el que no tuve que garpar nada: mi hijo mayor, dueño ya de una considerable madurez, me hizo saber que me considera un buen padre. De las que se compran: un plasma 52" para ver películas sin amontonarnos demasiado, sino lo suficiente.

Anónimo dijo...

Primero:
Este jueguito no debería llamarse LA pregunta de los viernes, sino DOS preguntas de los mismos.
Segundo:
El momento más feliz sin plata que recuerdo es...cuando me titulé.
El esfuerzo intelectual de AÑOS... materializado en un simple cartón.
Tercero:
Un beso enamorado. Mmmmm...
Tercero:
Como tengo déficit atencional, y al hacer usté tantas preguntas, se me olvidó la tercera pregunta. O quizás tanto quemarme las neuronas estudiando, se me chifló el cerebro. ¿Repetí Tercero?, creo que no.
Cuarto:
Eso de las preguntas debería responderlas Usté primero Sr. Renegado, porque queda una sensación de curiosidad de qué es lo que responde a esas preguntas.
Quinto:
Ah, la mejor sensación con plata es cuando la tengo antes de gastarla. Y la mejor cuando recibí ese primer sueldo. Claro que me duró un suspiro pagando deudas o gastarla en chucherías y cachivaches.
Clothe.

Anónimo dijo...

Renegado, soy Evaristo. El de Posadas, Misiones.

El momento más feliz que viví sin los favores del dinero, fue cuando nació mi hijo Martín Luke (si, se llama así por Luke Skywalker y al que se ría, lo parto al medio con mi sable de luz).

Y el momento más feliz que me brindó el vil metal, fue cuando tuve en las manos, mi primer sueldo de locutor nacional. Amo la radio y gracias a Dios, como digo siempre "me pagan para divertirme".

"El dinero no hace la felicidad, pero como calma los nervios"

Winter dijo...

Permiso Renegado: Evaristo, sos un capo! Te animaste y le pusiste Luke. Yo le puse Skywalker a uno de mis gatos. Para un hijo no daba porque cuando crece te apuñala!
Larga vida y prosperidad.

Winter dijo...

Permiso Renegado: Evaristo, sos un capo! Te animaste y le pusiste Luke. Yo le puse Skywalker a uno de mis gatos. Para un hijo no daba porque cuando crece te apuñala!
Larga vida y prosperidad.

Renegado dijo...

Les agradezco a todos por sus respuestas. Han estado muy bien.

Berenice, lo de la mariposa del limonero me trajo gratos recuerdos de mi infancia. Gracias.

Y ya que alguien lo reclamó (y dado que no es la primera vez y hoy ando con viento a favor) yo también respondo a esta pregunta:

El momento mas feliz que recuerde sin dinero fue cuando, por circunstancias de la vida, nos tuvimos que ir a vivir juntos con mi mujer. Fue a una modestísima casita en la ribera, no teníamos prácticamente nada y ni siquiera sabíamos que iba a ser de nosotros, pero podíamos estar juntos y eso era suficiente (Pueden hacer "Aaahhhhhhhhhh" como en las películas si quieren).
Y el momento mas feliz que me dió el dinero fue, años después, cuando ya las cosas habían mejorado bastante, y pudimos irnos de vacaciones a Brasil ya que, no mucho tiempo atrás, era algo que ni siquiera nos imaginábamos que podríamos llegar a hacer.

Bueno, listo.

Que no se les haga costumbre eh.
Hoy porque estoy bueno nomás.

marisa lopez dijo...

feliz muchos. La ultima vez que me casè fue de los mas.
Guita........la primer epoca de menem ganaba bien, tenia un buen laburo y hacia lo que se me cantaba......shoping corrido.....era...fantasticoooooooooo.
Durò poco y nunca mas volviò...snif.