viernes, 2 de octubre de 2009

Algo para pensar...

”Como es arriba es abajo” dijo alguna vez Hermes Trismegisto en la Tabla de Esmeralda para significar, de forma alegórica, que todo lo que hay abajo, en la tierra, es como lo que hay arriba, en el cielo.

“Como es adentro es afuera” han dicho, a su vez, los sabios hindúes, para sintetizar la enseñanza de que para poder realizar los cambios en nuestro entorno, primero se debe realizar un profundo cambio interior.

Antiguas y profundas lecciones de sabiduría éstas, que lo que han intentado desde tiempos antiguos es hacernos comprender que, en el Universo, todo se corresponde, que todo está inevitablemente interrelacionado, que por mas individualistas que creamos ser, desde el principio y hasta el final de nuestra existencia física, solo seremos una ínfima parte del todo.

Por eso, con estos preceptos en mente, comprendiendo que nuestros cuerpos son en este plano de existencia únicamente los vehículos que se nos han proporcionado para transitar por esta vía a la que llamamos “vida”, y que nuestros pequeños microcosmos personales han de poseer, seguramente, su correspondencia en el macrocosmos que nos rodea, la pregunta hondamente filosófica de la semana es:


¿Es el ombligo el equivalente en nuestro cuerpo del Triángulo de las Bermudas en el planeta Tierra, y por eso es que parece atraer magnéticamente las pelusas hacia los abismos de sus profundidades? ¿Eh?



Se los dejo para que lo reflexionen.


Buen fin de semana.

8 comentarios:

Viejex dijo...

Diantres, jamás lo habia formulado en esos términos pero me ha dejado pensando, compañero.

Carugo dijo...

Tal vez tenga razón, aunque me da la sensación que es más parecido a un agujero negro ya que todas las pelusas son absorvidas por él..(
Qué dice? que usted piensa que el agujero negro es otro? Puede ser, puede ser.....

Zoquett dijo...

Jajajaa la del agujero negro que todo lo atrapa es una buena teoría XD.
Yo también comparto la de que tiene una atracción magnética por los deshechos de las vestimentas.

Claude dijo...

Creo que ese mal solo aqueja a los que tenemos ombligo hundido, pero igual prefiero tener ombligo hundido.

Winter dijo...

Vea, me ha hecho revisar el ombligo!

Renegado dijo...

Viejex: Esa es la idea. Por eso de vez en cuando me gusta tocar temas así profundos como para variar. No todo es joda en la vida.

Carugo: No, yo no pensé nada. No haga transferencia.

Zoquetta: Es que es obvio. No se como no hay Universidades que estén estudiando el caso.

Claude: Por supuesto. Es para gente con ombligo normal (Porque el ombligo debe tener profundidad para ser ombligo).

Winter: ¿Y que encontró? ¿Algo valioso?

La Rubia dijo...

Yo conocía a un tipo que decía guardar las pelusas de su ombligo en un frasco. Por supuesto que nunca lo corroboré, pero si fuera cierto, el tendría las respuestas a todas las preguntas del universo.

La Rubia dijo...

Y no era asi, porque era medio boludón.