jueves, 5 de julio de 2007

Solo una sospecha ...

Desde que hace unos días se conoció la perturbadora, casi indignante diría yo, noticia de que la asquerosa "Pingüina" sería la candidata del oficialismo para las próximas elecciones presidenciales de Octubre, se han realizado toda clase de análisis, se han tejido complicadas teorías, y proyectado estudiadas encuestas, para variar, de dudosa veracidad.
Por supuesto de inmediato, además, salieron los lameculos obsecuentes de siempre a elogiarla hasta el hartazgo, arrastrándose como los gusanos que son, siempre impulsados a mezclarse gustosamente con la basura en un indigno intento de ver si pueden quedarse con algún mísero pedacito de ella.
Lo peor del caso es que estamos, lo sabe cualquiera con dos dedos de frente, apenas rozando el inicio de lo que será una insoportable campaña de saturación visual con su imagen, que vendrá a completar el seguramente ya próximo bombardeo de falaces y exagerados argumentos que intentarán avalar y justificar las grandiosas condiciones y méritos que la califican para gobernar los destinos del país, siguiendo los torcidos pasos de su media naranja.
¿O será que eso es solo lo que nos quieren hacer creer?
Y formulo esta pregunta porque en medio de todo esto, a mi, que no soy analista político ni mucho menos, de inmediato me vino una idea a la mente, que me quedó dando vueltas hasta el día de hoy.
Reconozco que puede que sea una teoría medio retorcida, nacida de mi habitual y genética capacidad para pensar mal de todo lo que me rodea, pero en mi defensa debo decir que ya me he cruzado con suficiente gente de porquería como para que así sea.
Eso, sumado a que no me es para nada desconocida la proverbial cobardía y poca honestidad de la pareja gobernante, me parece motivo suficiente como para esgrimir esta hipótesis, tal vez, no tan descabellada.
A ver, yendo por partes; lo primero que pensé fue ¿Por qué el horrendo Pingüino, con lo ególatra y ambicioso que es, le cedería el poder del que tanto disfruta a su secuaz, la Pingüina?
Si desde que asumió que gobierna con las encuestas en la mano, y todas las encuestas, esas compradas que tanto gusta de mirar y hacer públicas, e incluso algunas pocas independientes, lo dan a él como claro ganador si fuera candidato, con bastante diferencia en cuanto a intención de voto por sobre su antipática y botoxeada señora esposa.
Si sabe, porque es bizco pero no boludo, que con ella como candidata es mucho mas probable que se arriesguen a ir a una peligrosa segunda vuelta y, es de suponer, no debe tener los mejores recuerdos de las segundas vueltas.
Me resulta, como mínimo, algo sugestivo que justo ahora que empezó a perder, ahora que ya no puede ocultar sus evidentes fisuras, y que se le empieza a gestar una oposición mas o menos definida, se la juegue a lo que no es seguro, mas aún sabiendo que todavía faltan cuatro meses, tiempo mas que suficiente como para que se le termine de dar vuelta todo por completo.
Para intentar encontrar una respuesta a estos interrogantes, quizás se deba desviar el foco de atención del pequeño tema que representa la pareja de monarcas y sus fechorías, y prestar atención a la foto mas grande, es decir, la situación actual del país.
O sea, para nadie con un par de neuronas en funcionamiento, es ya un misterio que las cosas no están yendo bien.
Se atraviesa por una crisis energética grave, que paraliza importantes sectores de la industria; hay una inflación muchísimo mayor a la informada a través de los organismos oficiales, los cuales están intervenidos y manejados a distancia por el Ejecutivo; no hay inversiones desde hace años; comienzan a hacerse sentir los efectos del desabastecimiento de mercaderías; se percibe un notorio y marcado crecimiento del descontento popular, y todo esto sumado a esos ya clásicos problemas jamás resueltos como la inseguridad, el poco respeto por las Instituciones, la corrupción, y una larga lista de etcéteras ya demasiado conocidos.
Hechos, todos estos, que recién desde hace no mucho tiempo están siendo tenidos en cuenta por la mayoría de la población, dado que a algunos de los medios de información cómplices ya se les hace demasiado dificultoso disfrazar la verdad como venían haciendo, mientras que a algunos otros ya no les llegan los habituales sobres y, como represalia, comienzan a informar en serio.
O sea, para decirlo de una forma bien resumida: se está yendo todo a la mierda muy muy rápido.
Ahora bien, teniendo en cuenta todo esto, y haciendo una proyección realista de la situación a futuro, no hay que ser un genio para determinar que quien sea que gobierne en el próximo período, se va a encontrar con un país convertido en una maravillosa bomba de tiempo a punto de estallar, situación ésta bastante improbable de evitar.
Y en ese contexto ¿Será capaz el Pingüino de exponer a su mujer a semejante incineración pública? ¿Será que su debilidad y cobardía son tan grandes que prefiere sacrificar a su propia esposa en lugar de ser él quien se tenga que hacer cargo de sus propios desastres?.
La respuesta obviamente es si, su debilidad y su cobardía son así de grandes, pero no solo la de él, sino la de ambos.
Lo que yo creo es que la verdadera finalidad de ungir como candidata a quien, de los dos, tiene las posibilidades de perder mas grandes, es la de conseguir una vía de escape legal y "digna" por decirlo de alguna manera (aunque la palabra dignidad, cuando se habla de esta gente, nunca debería ser utilizada).
Ellos saben muy bien que no van a poder seguir manteniendo esta insoportable maraña de mentiras en la que envolvieron a la sociedad por mucho tiempo mas.
Saben que la gente, poco a poco, se está dando cuenta de lo que en realidad son.
Saben, que si alguno de ellos se queda en el gobierno, se tendría que hacer cargo del enorme desastre institucional y administrativo que lograron crear en estos cuatro paupérrimos años de gestión.
Y saben, y muy bien, que no tienen la capacidad para hacerlo.
Ninguno de los dos.
Por eso tal vez lo mejor, para ellos, sea perder para, finalmente, salir ganando.
Quizás su verdadero plan no apunte a que la Pingüina gane la elección, sino todo lo contrario.
Quizás su intención real no sea quedarse, sino huir como las ratas que son, pero sin que se note la intención.
De esta manera el Pingüino, en otra de sus repugnantes maniobras para pretender mostrarse como algo que no es, quedaría como un "generoso" patriota que da un paso al costado argumentando que ella es la mejor alternativa para el país.
La Pingüina, merced a una furiosa pero muy medida campaña, haría tal vez una elección mas que decente, y perdería en segunda vuelta, quedando como una digna competidora y ya muy bien afirmada en la escena política nacional, esperando el momento oportuno para volver a mostrar sus estiradas fauces.
Todos sus cómplices se retirarían con ellos, en silencio e impunes.
De esta manera, los eventuales ganadores, convencidos de que los han derrotado, en realidad, estarían haciéndoles el juego sin saberlo, otorgándoles esa vía de escape que tanto necesitan, y evitándoles la vergüenza histórica de tener que volverse a su feudo patagónico en helicóptero y cascoteados por la muchedumbre enardecida.
No se, tal vez esté exagerando, y esta suposición sea algo medio tirado de los pelos, pero, sinceramente, no me atrevería a descartarla del todo.
De gente como esta puede esperarse cualquier cosa.

Por si acaso aquí queda asentada mi sospecha.

En el remoto caso de que las cosas se den como lo acabo de describir, exijo que de inmediato se me otorgue un espacio en televisión para conducir un programa de actualidad política (pero en off, porque soy vergonzoso), un generoso premio en efectivo por ser tan suspicaz, o como mínimo, una carpita y un turbante así robo haciéndome pasar por adivino hindú.

Que conste en actas.

7 comentarios:

Calíope dijo...

Pufffffffffff!!! yo le cobro la entrada y le plancho la túnica.

Así se lo digo.

Besos

Bugman dijo...

Yo dije lo mismo! Yo dije lo mismo que usted, Renegado! Le juro que se me ocurrió lo mismo y por eso ando diciendo en todos los blogs de política que mejor que en octubre ganen y se hagan cargo del kilombo y el tsunami se los lleve puestos a ellos que gane un pobre cristiano de la oposición y le explote en la cara a él (y después vuelvan estos cretinos a "salvarnos").
O sea que estamos de acuerdo, lo que hace que usted, Renegado sea el analista más inteligente del mundo mundial.

Faby dijo...

Nuevamente Ud. haciendome pensar que no hay nadie (o yo no lo descubro) que sea real merecedor de MI voto...
Gcs como siempre un placer leerle:)

Renegado dijo...

Calíope: Bueno, está contratada. Y ya que está me cocina algo.
Besos.

Bugman: Lo felicito por su inteligencia. En caso de conseguir yo mi programa de televisión será Ud. convocado como columnista.
Saludos.

Faby: Alguien debe haber, pero esté segura de que no son ninguno de estos dos delincuentes.
Besos.

The Bug dijo...

Renegado, cuando Lanata termine de reventar como si fuera un sapo fumando (tal vez sea esto demasiado literla, eh?) tenga por seguro que alguien le propondrá reemplazar su espacio.
Aunque por la apariencia del dibujo que lo representa, viene con un estilo más CQC que otra cosa.
Saludos desde el restaurante.
Pásese cuando quiera a comer algo (a mi cuenta y por su riesgo).

Todos Gronchos dijo...

Lo más triste es que van a ganar.

La gente está en cualquiera.

Renegado dijo...

The Bug: Dudo mucho que llegue a reemplazar el espacio dejado por Lanata. Es un espacio demasiado grande y lleno de humo, y yo no estoy tan gordo y no fumo.
Y a pesar de mi look, no soy muy CQC que digamos. A mi no me harían cambiar de opinión por plata.
En cuanto a la invitación por supuesto que está aceptada. Como diría ese gran filósofo contemporáneo Homero Simpson: "Si es gratis, tan malo no debe ser".
Saludos.

Groncho: Mas triste fue que ganaran la primera vez. En todo caso la gente SIGUE en cualquiera si los votan otra vez.
Saludos.