miércoles, 12 de diciembre de 2007

Felicidades a mi

Hace exactamente un año escribía esto.
Y debo confesar que lo escribí con una secreta y apenas perceptible esperanza de que quizás, con algo de suerte, cuando volviera a escribir un año después, todo, o aunque sea algo, habría cambiado.
Pero no.
No fue así, y hoy todo sigue ahí.
Si bien un año hacia el futuro puede no parecer mucho tiempo cuando de esperanzas se trata, sé que es un tiempo mas que suficiente para que un deseo se concrete, o un sueño se vuelva una tangible realidad. Incluso un minuto o un segundo serían suficientes, y se hablaría de "milagro".
Sin embargo, también sé que, para que eso ocurra, alguna divinidad, alguna fuerza superior, o quien sea que esté repartiendo las fichas o manejando los hilos de este caótico universo, debería hacer gala de una enorme misericordia que por lo visto, tal vez, no me merezco.
Por eso en este día cierro un año mas de vida y también, como ayer, me significa que queda un año menos.
Pero no quiero ponerme melancólico.
Bueno, en realidad si, porque así quedaría mas dramático y eso siempre garpa, pero también arruinaría esta verdadera catarata de comicidad que representa este espacio, y temo que después no lo pueda levantar ni con una grúa.
Por eso creo que en este momento lo mejor sería hacer lo que hago siempre que me veo en situaciones así medio incómodas y complicadas en las que debo expresar sentimientos y cosas así medio cursis: escaparme por la tangente hablando boludeces y haciéndome el gracioso.
Ahí va: ….
…………………………………………………..
Bueno…. No me sale ……
Por desgracia, cuando estoy así medio con poca onda, no soy capaz de emitir una frase mínimamente graciosa ni por asomo, así que lo siento por ustedes, pero hoy me tendrán que bancar así (Bueno, soy humano también ¿Qué? ¿No puedo estar mal? ¿O tengo que ser una campanita todo el día? ¿Eh? ¿Eh? … ¿Qué pretenden de mi?… ).
El caso es que, como creo que ya dije, desde hace tiempo mis cumpleaños no suelen ser ocasiones de jolgorio, y este no es la excepción.
Encima tuve que venir a trabajar (Bueno, es una forma de decir).
Al menos rescato como algo positivo que nadie, pero absolutamente nadie de aquí, se acordó y vino a saludarme con su mejor y mas falsa sonrisa como suelen hacerlo (y prefiero mil veces la indiferencia a la hipocresía descarada), y que hoy solo se trabaja hasta el mediodía, dado que se realiza el patético almuerzo de fin de año de la "Institución".
Como no podía ser de otra manera, dado que este año había decidido asistir, esta vez no se hará en un lujoso restaurante paquete, sino que se realizará como clásicamente se hizo, en uno de nuestros edificios, con buffette berreta, música villera, ambiente viciado de humo de cigarrillos, y directivos ebrios comportándose como simios enajenados para festejo de los chupaculos de siempre que buscan en esos momentos, como de costumbre, sacar alguna ventaja.
Y... si. Era obvio.
Desde ya que por todo eso, sumado a que por obra y gracia de mi paupérrima suerte ya no puedo disfrutar aunque sea de comer y beber como un demente como solía hacerlo, voy a tener que huir despavorido a las pocas horas de iniciado el lamentable ágape, deseando por supuesto que todos los que se quedan terminen sufriendo horribles retorcijones estomacales, violentas reacciones alérgicas, repentinas intoxicaciones, ardientes vómitos y demás graciosos accidentes que les arruinen bien la fiesta.
De todas formas, y solo porque esto es una cosa que me tomo con mucha seriedad, intentaré permanecer en el lugar el tiempo suficiente como para poder desarrollar luego aquí una pequeña crónica de los acontecimientos para deleite de todos ustedes (¿Ven como los tengo presentes? … Me hacen llegar los regalos cuando puedan …Pero igual no les grantizo nada).
Bueno, por hoy esto es todo.
En media hora nos vamos.
Solo me resta agregar que detesto profundamente ver a cierta gente exhultante de entusiasmo, casi sin poder contener las ansias de que llegue el momento de ir para la fiesta.
Son tan grasas y miserables muertos de hambre que hacen que me baje la presión.

Puede que hoy mate a alguien con el cuello de una botella rota.

Hoy son 36, y seguimos al pedo y peleándola. Dentro de todo me felicito.

10 comentarios:

Calíope dijo...

Querido Renegado, muchísimas felicidades!!! pero si son poquitos los años, es todavía un pendex!

Oiga ya que tuvo que ir a esa reunión del infierno, al menos saque un par de anécdotas, siempre hay algún ridículo que queda como el tujes porque se pasó con la sidra ;)

Que lo pase lindo (a pesar de todo), le mando muchos besos y una abrazo grande grande...

El profe dijo...

¡Renegadito! ¡Un añito más! Te saludo afectuosamente y no te doy un abrazo virtual, ni siquiera te paso el brazo virtual por el hombro porque necesito estar entero, virtualmente por supuesto, y porque sé que no te gustan los muchos alardes, bueno, así que sólo te digo: ¡Que sean muchos más!
Dentro de esta catarata de humor jamás debieramos ponernos solemnes —como los "solemnes braguetas de las pampas" que decía el escritor— pero sí podemos permitirnos unos momentos de seria expresión y aún de reflexión; tu particular estilo contribuye a eso de una manera agradable ¡Gracias! Un abrazo.

Faby dijo...

Me dice a q dire le mando los regalitos? :)
Desde aca le mando MUCHOS besos, abrazos, estirones de orejas, etc etc etc...

pd1: a esa gentuza q lo acompaña mejor me la ignora, si? ud. cumpla con los 5 min de presencia q considere necesario y despues vaya a festejar con los suyos q OBVIAMENTE lo va a pasar MUCHISIMO mejor. :)
lo aprecio, entérese, y solo le deseo 100 años más de festejos de cumpleaños (los va a tener, estoy segura, Ud debe ser más confiado nada más)

pd 2 y q no tiene nada q ver: moderamos comentarios ahora? why?? si no le gusta algo q le escriben simplemente eliminelo... no es mas facil?
besotes

CLAUDE dijo...

Lo compadezco, Renegado, son ocasiones verdaderamente horribles. Si alguna vez tengo el dinero suficiente voy a hacer lo siguiente: organizar una gran fiesta en un salón amplísimo en el medio del campo, invitar a toda la gente que no quiero ver y pagarles el transporte para que se vayan lo más temprano posible, y luego dar una vuelta cerca de casa con el reducido grupo de gente que me cae bien.

Renegado dijo...

Calíope: Muchas gracias (sobre todo por lo de pendex).
Quédese en sintonía que se viene la crónica de la festichola.
Besos.

Profe: Muchas gracias. Pero no sea tímido hombre y deme un abrazo. Tampoco soy tan tan odioso (bueno, a veces si, pero con mis comentaristas de siempre no.)
Saludos.

Faby: Muchas gracias. No le doy mi dirección porque después se me llena de fans y paparazzis y no me dejan dormir la sista. Cualquier cosa se la paso por mail.
P.D.1: Ojalá sean 100 festejos mas. Ojalá. Me conformo hasta con que sean 50 mas.
P.D.2: Lo puse para ver de que se trataba, pero como no suprimo ni cambio nada, creo que lo mejor será que lo saque. Es menos trabajo.
Besos.

Claude: Es que esas fiestas deberían pasarse solo con la gente que a uno le cae bien. Las fiestas así "laborales" suelen ser un derroche de falsedad. Después al otro día está todo el mundo sacándose el cuero mutuamente como siempre.
Saludos.

Zoquett dijo...

Feliz NO cumpleaños (Porque fué ayer).
Igual aunque no seas super duper de festejar, te mando un abrazote de calcetin y espero que no haya sido un día tan choto como lo pintás.
Cumplir años no es tan feeeeo!

Tirón de orejas y rompedura de piñata ^^

Renegado dijo...

Zoqueta: Para vos que sos una tierna niña aún no debe ser tan feo, pero ya vas a llegar a mi edat (estoy aprendiendo a hablar en tu idioma :B).
Muchas gracias por el saludete.
Besos.

Gabriel dijo...

Haga de cuenta que este comentario lo leyó ayer cuando todavía era su cumpleaños.
Muchas Felicidades ! Ojala que lo pase bárbaro ( o lo menos peor posible =P) y que lo disfrute con sus personas queridas !

Volviendo al día de hoy ojala que el "festejo" laboral le haya sido leve, y si hay alguna anécdota graciosa, comentela así nos reímos todos de esos chupamedias!

Un enorme saludo!

Adios!

El Pasquín dijo...

Felicidades por el aniversario, vamos a mirarlo con optimismo, otro año que disfrutó y no un año menos que le queda!,
En cuanto a los eventos de fin de año, son realmente de lo peor que puede sufrir cualquier persona "normal", pero bueno, generalmente uno está rodeado de anormales que disfrutan de tales situaciones, que te sea leve.

Abrazo!

Mantis dijo...

Uh, feliz cumpleaños atrasado.

Cumplís años el mismo día que Martín, mejor amigo y fundador de Damos Pena. Yo, en cambio, cumplo años el mismo día que Esteben Podeti.

Un abrazo, y felicidades. Felices fiestas también.