viernes, 9 de enero de 2009

Crítica de cine: EL DIA QUE LA TIERRA SE DETUVO

Esta película es una remake del clásico de ciencia ficción "El día que paralizaron la Tierra" de 1951 dirigido por Robert Wise y que, justamente por considerarse un clásico, yo debería haber visto. Pero no, no lo vi. O si lo vi era muy chico y mucho mucho no me acuerdo de lo que se trataba, así que si esperan que haga un profundo análisis comparativo entre la versión original y esta última versión, pueden ponerse cómodos y seguir esperando, porque no lo pienso hacer.
De todas formas por lo que pude averiguar después de arduas investigaciones (lo leí recién en Internet), básicamente los lineamientos argumentales de la película se han mantenido bastante fieles a la idea original (capaz que por eso se dice que es una remake), pero cambiando ciertos aspectos de la trama y, por supuesto, adecuando a nuestros tiempos el eje del conflicto central.

Todo comienza cuando un día, unos astrónomos que estaban así medio al pedo mirando por un telescopio, descubren que un objeto de tamaño considerable que viaja a una velocidad de la gran siete, se encuentra en rumbo de colisión con la Tierra.
Luego de hacer cuentas y cálculos muy complicados de esos que incluyen reglas de tres simple, factoreo, y teoría de conjuntos, llegan a la conclusión de que el objeto impactará en el medio de Nueva York en un tiempo aproximado de poco mas de una hora.
"¡¡A coger que se acaba el mundo!!" salieron gritando todos, pero antes, por supuesto, dieron aviso a las autoridades del Pentágono, que, de inmediato, mientras ordenaban bombardear algunos países de Medio Oriente por las dudas, se abocaron a la tarea de reunir un equipo compuesto por los científicos mas prestigiosos del mundo (Vaya uno a saber para que, porque si sospechaban que algo enorme iba a chocar al planeta era obvio que nos iba a hacer moco igual), entre los cuales se encontraba la Dra. Helen Benson, una destacada astrobióloga dedicada al estudio de la posibilidad de existencia de vida (virus, bacterias y ese tipo de batracios) en los ambientes extremos y hostiles que hay fuera de nuestro planeta.
Una vez organizado ese grupo de cerebros de elite, son llevados todos medio de prepo a una base militar donde, luego de cinco minutos de deliberaciones, llegan a la conclusión de que estamos en el horno y que es un buen momento para arrepentirse de los pecados y tratar de quedar bien con el de arriba, porque todos vamos a morir indefectiblemente.
Así estaban todos entonces, rezando, pidiendo perdón, y sacando préstamos a veinte años, cuando notan que el objeto, una enorme esfera muy brillante y medio tornasolada, no solo no colisiona con la superficie sino que, por el contrario, va reduciendo su velocidad hasta terminar aterrizando muy panchamente en el medio del Central Park.
De inmediato es rodeada por las fuerzas militares, el grupo de científicos, testigos ocasionales, algunos periodistas, y Fabio Zerpa que no se la iba a perder, y se quedan todos ahí, medio pasmados, esperando a ver que pasa (menos Fabio Zerpa que los miraba a todos por arriba como diciendo "¿Vieron? ¿Vieron que yo tenía razón?").
De repente la esfera hace como un zumbido y lanza un destello cegador.
Desde su interior emerge una figura humanoide que avanza muy lentamente.
La Dra. Benson se adelanta y se dirige a su encuentro, emocionadísima porque iba a salir en todos los diarios del mundo, mientras un grupo de soldados apenas puede contener a Fabio Zerpa que se había puesto como loco porque él quería ser el primero en saludar al marcianito.
Cuando se encuentran frente a frente, la Dra. Benson extiende su mano hacia el humanoide en señal de saludo. El alienígena intenta responder al gesto, pero es tan incandescente la luz de la esfera que, medio encandilado, en lugar de agarrarle la mano le agarra una teta.
Uno de los soldados que estaba observando la escena, un poco por nervios y otro poco por envidia, le grita "¡¡Eh, marciano atrevido!!" y lo baja de un tiro.
Ahí se arma un flor de quilombo.
Los jefes militares gritan "¡¡Jouliourfaier, jouliourfaier!!" (quiere decir "¿Quién fue el pelotudo que tiró?"), la Dra. Benson llora porque le arruinaron las fotos, Fabio Zerpa grita desencajado que si él hubiera ido a saludar esto no pasaba, el marciano desde el piso y malherido dice "Fue sin querer loco. Me encandilé. No era para que se lo tomen así" y los de Crónica T.V. en placa roja anunciaban "Exclusivo. Marciano acosador herido por gatillo fácil. Está grave".
Al mismo tiempo, y debido al cachengue que se había desatado, desde el interior de la gigantesca esfera surge un enorme robot también de aspecto humanoide y con cara de muy pocos amigos, que parece tener la clara intención de hacer puré a todo lo que se le cruce.
Cuando amaga a pegarle un manotazo a la Dra Benson, que todavía estaba sosteniendo al marciano herido, éste lo detiene.
"¡¡No!!" alcanza a decir el alien "¡Quieto Bobby! Fue solo un accidente. ¡Camine cucha!"
No muy convencido, el robot se para en seco y se queda quieto ahí nomás, no sin antes hacerle un gesto a los militares como diciendo "Ya van a ver".
"Lo que pasa es que es muy guardián y pensó que me estabas haciendo daño" le dice el marciano a Helen "Lo tengo desde que era cachorrito".
Pasado todo el despelote, se llevan rápidamente al pobre visitante estelar herido a una instalación militar, para ver si le pueden sacar la bala y, de paso, averiguar a que cuernos vino.
El cirujano que lo tiene que operar, que en su perra vida había visto un marciano, se pone a cortar medio con desconfianza y temiendo seriamente meter la pata.
De repente, a los pocos segundos de iniciada la operación, la bala es retirada con éxito pero repentinamente el cuerpo del alienígena comienza a caerse a pedazos.
"¡¡Yo no fui¡! ¡¡Yo no fui!!" grita el cirujano y sale corriendo.
En unos instantes, la cobertura orgánica del alien se desprende por completo, y queda algo parecido a un pibe humano medio baboso que comienza a crecer de forma acelerada.
A los pocos días, asombrosamente, llega a su forma adulta, por lo que la Dra. Benson, otro científico, y la Secretaria de Estado de EEUU, se dirigen a verlo para interrogarlo.
"¿Cómo te llamas?" pregunta Helen.
"Su nombre es Neo" responde Morfeo saliendo de entre las sombras "He is the one".
Todos lo miran y se miran entre ellos asombrados, sin entender que carajo está haciendo ahí.
"Ji Ji" dice Morfeo encogiéndose de hombros, y se va.
"Klaatu" dice el marciano "Mi nombre es Klaatu"
"¿Y siempre venis a bailar acá?" interroga Helen que era un poco dipersa y además se nota que hacía mucho que no salía.
"¡Basta de estupideces!" exclama la antipática gorda Secretaria de Estado "Acá las preguntas las hago yo que tengo chapa. Dale pibe, a ver ¿A que viniste a nuestro planeta?".
"Vengo a hablar con los líderes de este mundo en la ONU" dice Klaatu sin que se le mueva un pelo.
"Nononono. Acá tenés que hablár conmigo primero" retruca la gorda agrandada.
"Nop" responde Klaatu encaprichado.
"Ah ¿Sos piola? Bueno, si no querés por la buenas será por las malas querido. Ahora va a ver…" amenaza la gorda, y se va caliente como una pipa.
"¿Me contás a mi a que viniste?" le dice Helen que estaba mil veces mas buena que la gorda antipática y se aprovecha.
"El el es el elegido. El será quien destruya a Matrix y nos libere" dice Morfeo asomándose por una puerta.
Todos se miran, revolean los ojos y resoplan.
"Vine a salvar al planeta" responde el monótono alien "Soy amigo de la Tierra".
"Ah ¿Sos de Greenpeace? Que bueno. Entonces te banco. Yo soy socia" dice Helen entusiasmada.
Así, con la ayuda de la Dra. Benson y merced a sus impresionantes poderes mentales, Neo … digo … Klaatu consigue fugarse casi sin problemas.
Al enterarse de esto, la Secretaria de Estado se pone como loca y moviliza a todas las fuerzas militares y policiales para intentar recapturarlo y, de caliente nomás, también ordena atacar con misiles la esfera gigante de Central Park, encerrar al robot guardián y trasladarlo a un complejo militar para analizarlo y, ya que estaban, bombardear Irak y Afganistán por si acaso.
Mientras tanto, debido a que la Dra. Benson, se ha convertido en su único contacto de confianza, Klaatu no tiene mas opción que buscarla para que lo ayude a completar su misión.
Ella accede y junto con su pequeño hijo adoptivo Jacob (un negrito insoportable cuyo cabello tiene aspecto de lampazo), acompañan al extraño visitante, convencidos de que es una especie de salvador de la humanidad.
Lo que ella no sospecha es que, en realidad, la misión de Klaatu no es salvar a la humanidad, sino salvar al planeta de la humanidad, dado que debido al mal uso de los recursos naturales y al escaso respeto que el hombre demuestra por el resto de las especies, el mundo está al borde el colapso y eso, para los seres estelares de conciencia superior, no es admisible.
A partir de allí y dado que el proceso de aniquilación parece ser inevitable, todo se convertirá en una peligrosa carrera contra el tiempo en la que Helen deberá intentar, por todos los medios posibles, convencer a Klaatu de que la humanidad tiene el potencial para cambiar y, de esta forma, detener el inminente exterminio.

La película, si bien mantiene un ritmo bastante regular y no llega a aburrir, tampoco podría decirse que cuenta con grandes momentos o situaciones de climax que lo mantengan a uno sentado en el borde de la butaca.
Si bien desde lo argumental se sostiene durante todo su desarrollo, algunos diálogos aparecieron algo forzados y poco elaborados, y por momentos la trama se vuelve predecible.
Los efectos especiales, además, aunque están bien logrados y son un elemento importante que sirve de marco para el desenvolvimiento de los hechos y los personajes, no se destacan especialmente ni presentan algo que no se haya visto con anterioridad.
Esto, junto con la resolución demasiado simplista y abrupta de ciertas situaciones hacen que, al final, la película no llegue a concretarse como la superproducción de acción o cine catástrofe que probablemente se esperaba.
Por otra parte, tal vez, esto haya favorecido el hecho de que el punto mas fuerte del film sea el mensaje que pretende dar el cual, a pesar de que en su versión original hacía mas énfasis sobre la violencia y las armas nucleares y en esta última se centra en el abuso del medio ambiente, se torna en un serio llamado de atención acerca de la soberbia y la excesiva desconsideración con la que habitualmente nos manejamos como especie, y el precio que podríamos llegar a pagar por ello.
En cuanto a las actuaciones Keanu Reeves logra un perfecto Klaatu, dado que el personaje es frío y aparentemente imperturbable y eso, a Keanu, le sale muy fácilmente.
En el papel de la Dra. Helen Benson está la bellísima Jeniffer Connelly que logra darle cierta calidez a su peronaje, pero que por momentos, quizás por ciertas deficiencias de dirección, pierde profundidad.
Junto a ellos están Kathy Bates como la soberbia Secretaria de Estado Regina Jackson en una interpretación que consigue ganarse la antipatía del público, Jaden Smith (uno de los hijos de Will Smith) en el rol de Jacob Benson (el pequeño lampazo insoportable), John Cleese como el profesor Barnhardt, Jon Hamm como Michael Granier y la participación estelar de Fabio Zerpa como él mismo.
La película fue dirigida por Scott Derrickson, quien ha dirigido antes cosas como "Hellraiser 2: Infierno" y "El exorcismo de Emily Rose", y que en este caso, a pesar de haber realizado un trabajo aceptable, para lo que podría haber sido esta producción le terminó faltando "punch".

Calificación: 3 Renegados (Buena. Entretenida y modernizada remake de un clásico, cuyo principal protagonista termina siendo el mensaje de alerta para una humanidad que aún no lo escucha).

Recomendaciones: Si a Ud. le gustan las películas de ciencia ficción, vaya, pero no espere salir deslumbrado.
Si Ud. es medio paranoico no vaya, capaz que le hace mal.
Si Ud. es de esos que desperdician agua, cortan árboles, tiran basura y maltrata animalitos, vaya, y piense que aunque sea una película algo de razón tiene y la culpa es de la gente como Ud..

8 comentarios:

Tiburina dijo...

Jaaaa! menos mal que estás haciendo la crítica de todas las peliculas que me interesan. Comprrrrobado, la pienso ver (la del vampiro también).

El Profe dijo...

¡Que bien! Dos críticas en tan breve lapso... de hecho ya es una gran cosa, además esta película sí parece interesante. La veremos.
El celoso guardián humano que hizo el disparo seguro que vió "Mars atack" y quiso adelantarse a los acontecimientos ¡jua! Tu asociación y adición de Zerpa, La Matrix, Greenpace, etc ¡Desternillante! Saludos.

Bugman dijo...

Me suena a esas películas en las que el director siente que debe dejar un "mensaje". Un bodrio, bah.
Mejor espero que la den por cable.

Zoquett dijo...

Mmmh. Leí muchas críticas y todas la hacían goma a la película, lo cual hizo que se calmara un poco mi desperación por ir a verla. Ahora que me lo podría tomar con más calma y después de haber leído TU critica, es posible que la vea con menos expectativas pero tampoco teniendo en cuenta lo percha que la hicieron en otras, jejeje.

PD: Hoy me voy a la avant premiere de la de Jim Carrey, una amiga se ganó entradas. Después le cuento ^_^

Terrorista Emocional dijo...

Yo hace rato que la estoy esperando, y la quiero ver en el cine! Parece que es de esas "que hay que ver en el cine".

RELATO DEL PRESENTE dijo...

Sos conciente que no la voy a poder ver sin cagarme de risa de tus acotaciones?

Zoquett dijo...

Jajajaja me cagué de risa con la de Jim Carrey!!! XDDDDD

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

odeeeeeeeeeeeeo las peliculas de accion, las odeo



mi novio fue a verla y me rompio para que fuera, por suerte no accedí, salio puteando. jajjjja

despues del día de la independencia, las peliculas asi no dan..

Te sigo.

Ya vas a tener tu regalo.. muejejeje

¬¬