martes, 23 de junio de 2009

Un día de esos

Hoy tengo uno de esos días.

Me levanté, como de costumbre, de un humor dudoso, con el cuerpo medio dolorido, y con esa inevitable deuda de sueño que queda cuando uno se levanta a las seis de la mañana.
Mi cabeza parecía haber sufrido una explosión desde el interior, a juzgar por la indescriptible forma que había adoptado mi cabellera, la cual, a pesar de mis esfuerzos, se negó a reacomodarse de una forma madianamente decente.
El café me salió demasiado fuerte, me quemé los dedos con las tostadas y, encima, como estaban tan calientes, la manteca se me derritió convirtiéndose en una especie de aceite tibio y sin gracia.
Tuve que hacer el nudo de la corbata como diez veces hasta que quedó, pero igual me quedó como el culo.
Debido a eso, el cuello de mi camisa terminó pareciendo una paloma estrellada contra un parabrisas.

Me miré en el espejo… y me vi gordo.

Hoy es uno de esos días en los que el Universo entero me grita "¡¡No salgas!! Quedate".

Pero, claro, finjo que no lo escucho.

Es uno de esos días en los que mi inconsciente me murmura "El Universo tiene razón boludo. Si no tenés ganas. Si sabés que va a ser un día de mierda. Si sabés que no vas a tener un puto segundo de satisfacción y que solamente vas a relajarte un poco cuando estés acá de vuelta. Si sabés que nadie te va a reconocer el esfuerzo. Si no vale la pena ¿Para que mierda lo haces?".

Pero no le respondo; porque no sabría que responderle.

Es uno de esos días, como tantos otros, en los que solo aprieto los dientes y salgo igual a cumplir con mis obligaciones, aún sabiendo que ambos, el Universo y mi inconsciente, como siempre, tienen toda la razón.

Si... Es uno de esos días…

9 comentarios:

Winter dijo...

Amigo, Ud. no es el único. Y le aclaro que no me hago nudo de corbata porque por ser una dama no uso. Piense que lo bueno de "un dia de esos" dura un día. Y mañana puede ser un gran día...(ojalá tenga suerte).
Si le sirve, me hizo reir un poco y hoy tengo un día de esos.

Histérica dijo...

Hace 3 meses que todos mis días son iguales al tuyo y no tengo que ir a trabajar pero sí a la facultad, se agravaron estas semanas cuando me dijeron que la semana que viene teniamos entrega de mil trabajos y un millon de parciales.
De todas formas siempre, pero siempre, vamos a creer que antes estabamos mejor que actualmente.
Saludos, que mañana sea un mejor día..

Yoni Bigud dijo...

Un día como cualquier otro.

Un saludo.

Renegado dijo...

Winter: Si que me sirve, y mucho. Gracias.

Histerica: En mi caso, no lo creo, estoy seguro de que antes estaba mejor. Lo importante es tener confianza en que también soy capaz de estar mejor mañana.
Y por mas que te den trabajos, tratá de disfrutar de la facultad y aprovechar esa época, porque dura menos de lo que te imaginás y después la extrañás (Si, ya se. Decir eso es de viejo).

Yoni Bigud: Exactamente. Vendría bien una variación de vez en cuando.

El Profe dijo...

¿No podrías ir sin corbata? No es mucho pero es un problema menos, Saludos.

Claude dijo...

Atención, en el momento menos esperado algún odiado compañero de trabajo puede alegrarle el día pasando apurado por la oficina, tropezándose y estampándose el rostro contra la pared, o algo así.

berenice dijo...

Cuando el Universo te grite, hazte el sordo.
No me diga que no parece extraído de un texto de Coelho.
Usted es un anoréxico en realidad, porque ve "gordos" en el espejo.
No le crea.
Los espejos mienten.Son mitómanos.
besos

Renegado dijo...

Profe: ¿Y privar al mundo de deleitarse con mi abrumadora presencia? No, no soy tan desalmado.
Además me parece que no da, para ir a trabajar, pantalon de vestir, camisa y saco, y no ponerse corbata. No soy Gillote Cóppla.

Claude: Ojalá. Voy a estar atento. Lástima que estoy lejos de las escaleras; ahí siempre alguno se cae y eso podría alegrarme el día.

Berenice: Si, seguramente esa cosa cudrada y sin cintura que vi no era yo. Tiene razón. Y esta cosa redondeada que tengo arriba del cinturón debe ser una joda de la camisa.

Leodux dijo...

No te quejes tanto...vos por lo menos tenés una cabellera que peinar.