viernes, 21 de septiembre de 2007

Ay! ... Llegó la primavera llegó ...

Hoy es, por si alguno vive en un aljibe o se encuentra en estado comatoso y no lo notó, el día de la primavera (Uy, si, me embarga la alegría y el optimismo. Iupi. Esperá que me pongo una flor en el ojal…).
Para mayor información, es ese famoso y tan esperado día, especialmente propicio para celebrar el amor, oler las flores, oír el cantar de los pajaritos, descubrir los pequeños y verdes brotecitos en la ramas, asombrarse por el constante renacer de la vida, y hacer todas esas cosas inútilmente marketineras que tan felices hacen a los grasas de siempre, que esperan a que el almanaque les indique lo que deben hacer y cuando.
Como cada año, se respira en el ambiente un aire impregnado por ese aroma tan particular, mezcla de las mas diversas variedades de polen hiperalergénicos, feromonas, y apertura de tuppers cargados con sanguches de milanesa preparados la noche anterior.
Lo que se dice una verdadera y tradicional porquería.
Sin embargo, dejando toda esta parafernalia ridícula de lado, y siendo sinceros, no deja de ser un día como cualquier otro.
Es un cambio de estación como cualquiera de los otros tres y no sé que cuernos se tiene que festejar.
Sacando del medio la mística, la tradición, y el lobby de los grones ladris que te venden una o dos rosas piojosas a cinco pesos en las esquinas, y viéndolo desde el punto de vista estrictamente astronómico, la primavera es lo mismo que el otoño pero del lado opuesto de la órbita (es así, lo leí una vez en una Anteojito), y no veo a nadie salir a festejar la llagada del pobre Otoño.
Eso, disculpenmé, es discriminación.
Pareciera que a la Primavera se la recibe con alegría porque es rubiecita y linda, pero al Otoño no se le da bola porque es morochito y medio berreta.
Es una vergüenza. Así anda el mundo. Y el INADI ahí de brazos cruzados.
Además ¿Qué es eso de que en pleno siglo 21, en la era de la cibernética y la modernidad sin límites, hay que andar festejando un cambio de estación como si fuéramos una tribu de aborígenes? ¿Qué viene después? ¿La danza de la lluvia para favorecer las cosechas? ¿Los sacrificios de vírgenes al Dios Sol?
Por favor. Un poco de coherencia.
Y digo esto, no porque yo sea una persona amargada, resentida, o deseosa de salir con un palo a la calle para sacudirle a todo aquel que me cruce con una primaveral sonrisa en el rostro simplemente porque ya se me pasó hace rato el turno de poder disfrutar de este día (no, para nada … en serio…) pero la verdad es que desde hace algunos añitos ya, que el día de la primavera me viene rompiendo un poco las pelotas. Sería mas precisamente, a verrr … haciendo memoria, mas o menos, así haciendo las cuentas en el aire…, desde que terminé la secundaria y dejé la facultad, o cualquier otra actividad que me calificara legalmente como apto para tomarme el día y celebrar este patético acontecimiento (en base a esto y pensándolo mejor, tal vez si esté un poquitito resentido, pero bueno, tengo todo el derecho del mundo, que tanto … ).
Desde ese momento, y como sucede con cualquier otra cosa que el resto de la humanidad (o aunque sea algunos pocos) pueden disfrutar y yo no, que este día pasó a formar parte de la extensa lista negra de cosas que me molestan.
Y si ya por el simple hecho de no estar cronológicamente en condiciones de considerarme partícipe del festejo, es motivo suficiente para no sentirme feliz, que decir de lo que me representa todo esto desde el día en que empecé a trabajar.
Porque, digamos las cosas como son, el día de la primavera únicamente tiene algún mínimo sentido si uno es una persona de entre 13 y, pongámosle, 25 años (para ser generoso), época esa en la que casi todo se permite y se perdona dado el estado de excesiva y pelotudísima felicidad reinante, producto, en parte, del intenso periodo de celo frenético en que se vive constantemente, en concordancia con el resto de las especies animales del planeta.
O sea, durante ese dichoso periodo de la vida de un ser humano llamado "juventud", ese que culmina cuando uno se vuelve "adulto" y comienza a morir espiritualmente un poco cada día, este día es esperado, justificadamente, con grandes ansias y exultante alegría (mas que nada porque, contrariamente a lo que sucede durante el resto del año, las posibilidades de, por ejemplo, mojar el bizcocho, se incrementarán notablemente impulsadas por los factores climáticos, la euforia reinante, la presión de los medios, el alcohol y los estupefacientes).
En cambio, si uno tiene la desgracia de no pertenecer ya a esa privilegiada franja, este día no representa otra cosa mas que un tedioso día laborable mas, pero con el horrible agravante de que, encima, se debe ser testigo presencial de la libertad, la alegría y la felicidad ajenas, cosa suficientemente válida como para despertar los mas inhumanos instintos asesinos hasta en el mas pacífico de los desgraciados.
O sea, y para que se entienda, ya no solo no puedo sumarme a la masa festejante, sino que encima ahora ni siquiera tengo asueto y, además, como si eso no bastara para sentirme miserable, tengo que ver por el camino mientras vengo para acá todo apretujado en un colectivo lleno de gente fea, a todos esos energúmenos adolescentes que están con la felicidad dibujada en sus rostros llenos de acné, agrupándose y alistándose para pasarla bomba.
Y, no se si me equivoco, pero eso no me inspira a festejar absolutamente nada.
Para peor hoy está lindo, y pronostican que se va a poner mejor el maldito clima traidor. No me queda ni el consuelo de que llueva a cantaros y el día se arruine.
No es justo.
Cuando yo si podía festejar la primavera, siempre o llovía o había llovido, y el día estaba horrible, con niebla, frío, humedad, barro, viento, granizo, tsunamis, huracanes, incendios forestales, erupciones volcánicas, plaga de langostas y lluvia de meteoritos radiactivos (bueno, puede que exagere un poquitito pero, en serio, siempre estaba feo).
La cuestión es que hoy, allá afuera, hay un montón de gente festejando feliz y rascándose el higo, mientras yo tengo que estar acá, encerrado, soportando la patética ceremonia de ver como, por iniciativa de no se qué grasa a cuerda, se le regala una flor a cada integrante del sexo femenino del personal (mayormente conformado por viejas feas y bagayos impresentables que de otra forma las únicas flores que recibirían serían las de sus velorios), mientras algunos reverendos pelotudos me saludan con un ridículo "¡Buen día. Feliz Primavera!" tentando peligrosamente a su suerte.
Bueno, mejor lo dejó acá, porque si me sigo dando manija esto puede terminar en una tragedia.
Será cuestión de pasar el resto del día intentando no pensar en esa realidad cruel e inevitable que es el paso del tiempo, ni en todas esas cosas que uno ya no puede disfrutar, ni en lo viejo que se está, ni en lo lindas y fáciles que vienen las minas ahora, ni en que en lugar de estar acá se podría estar tomando una cervecita fresca tirado en el pasto a la sombra de algún árbol, ni … ni …. Ni en que ya es demasiado tarde para no pensar en todo eso porque lo acabo de dejar por escrito, ni en nada de eso …

En fin … Solo me resta despedirme con un ferviente deseo, nacido desde lo mas profundo de mi ser:

¡¡¡¡¡¡¡OJALÁ QUE LLUEVA !!!!!!!!

19 comentarios:

Faby dijo...

Y bueno, si entonces no quiere q le desee un Feliz Dia de la Primavera, x mas q tenga q trabajar (como yo) y crea q no tiene la edad para celebrarla ni el dia libre para hacerlo (igual q yo), entonces, no le digo nada...
Besotes igual... :D

El profe dijo...

Gracias por lo escrito, me consuela el hecho de estar apartado de esa manga de adolescentes granujientos y no tener que compartir toda la amelcochada celebración que harán por parques y plazas, franeleandose abiertamente a nuestra vista y poca paciencia, (si por lo menos nos permitieran integrarnos a esa especie de rito público de la fertilidad —en calidad de asesoramiento práctico digo— alguna compensación tendríamos)..Ma´sí ¡Que llueva!

Fabiana Bump dijo...

Yo te entiendo.

Has dijo...

Coincido, y eso que estoy en la franja de edad apta y ensima no trabajo, pero si estudio, y si mal no recuerdo no festejo seriamente desde 2 años antes de terminar la secundaria. Antes tenía mis motivos bien presentes, y los sigo teniendo, sólo que no me los acuerdo, entonces ahora me chupa un huevo, es como dijiste: un día más, un día menos. Además soy de los que les gusta el otoño y el invierno, los prefiero y no los discrimino.

Bugman dijo...

Por mí se pueden meter la primavera bien metida en el equinoccio.

Lupa Mágica dijo...

La primavera es una estación creada para que la juventud se divierta, los medios se distraigan con ella y mientras en el país pasan cosas más importantes.

Calíope dijo...

Anteojito... que linda revista... pienso que si ahora se realizacen sacrificios de vírgenes al Sol, nos morimos de hambre por escasez de combustible vio?

Sabe que yo volví apretujada en el colectivo con muchachitos/as sudorosos, gritando y exudando adolescencia por todos lados?? como verá, en los 25 se llega a la adultez.

Muchos besos, el 21 de marzo le voy a desear un feliz otoño seguro.

Ant! dijo...

Yo soy estudiante, y me pase todo el dia del 21 durmiendo. Es mas, ni me entere de que fue un dia "lindo"(a mi me gusta que llueva).

Propongo que el Dia del Otoño se convierta en feriado nacional, asi los trabajadores no trabajan :P

Renegado dijo...

Faby: Menos mal, porque le iba a decir "Gracias, igualmente" pero entonces no le digo nada.
Besos.

Profe: Es cierto. No invitan. Y si uno, que todvía está en la pomada y mata mil, se acerca para curtir la misma onda que ellos, se ríen irrespetuosamente y lo tratan de viejo.
Además de maleducados son muy egoístas los mocosos de ahora.
Saludos.

Fabiana: Gracias. No esperaba menos de ti.
Besos.

Has: Mire joven, me parece perfecto que tenga sus preferencias, pero le voy a dar un consejo, si me lo permite: Mientras tenga la juventud y la oportunidad de disfrutar, no se prive de hacerlo. Yo se lo que le digo. El tiempo no vuelve atrás.
Saludos.

Bugman: Ud. posee un admirable poder de síntesis.
Saludos.

Lupa Mágica: Está bien que este gobierno es impresentable, pero acusarlo de crear la primavera como medio de distracción me parece un exceso.
Aunque Nestor K es tan mentiroso que es capaz de asegurar que ahora tenemos primavera gracias a él, porque en los 90 la habían privatizado.
Saludos.

Calíope: Seguramente que hoy por hoy habría que cambiar el objeto del sacrificio por algo mas accesible, digamos, por ejemplo: gatos que patinan en programas de televisión.
Besos.

Ant!: Bueno, cada uno disfruta como quiere, pero como le dija a alguien antes: el tiempo no vuelve atrás eh. La juventud es corta y después se extraña.
Y tu propuesta me parece muy acertada, y cuenta con todo mi apoyo (como cualquier propuesta que implique no venir a trabajar).
Podés empezar a juntar firmas ya mismo.
Saludos.

Histérica dijo...

y su deseo no se cumplio xD.
FELIZ PRIMAVERA renegado..
aunque estaria copado festejar la llegada del otoño.
Saludos =*

Renegado dijo...

Histerica: No, no se cumplió, al igual que el resto de mis deseos.
Y gracias, igualmente para vos, que seguro que la vas a disfrutar.
Besos.

P.D.: Vaya a estudiar, caramba!! :P

El Pasquín dijo...

Muy bueno Renegado, comparto tus sentimientos. Tenemos que levantar la bandera del otoño, merece reparación histórica!

saludpos

Renegado dijo...

El Pasquín: Gracias. Estoy pensando seriamente en iniciar la campaña Pro-Festejo del Otoño.
En cualquier momento la largo.
Saludos.

no tan iguales dijo...

Adhiero a la campaña pro festejo de la llegada del otoño, pero quiero otra con toda la pompa mediática pro llegada del invierno, que es la más mejor estación.
Eso sí, que a nadie se le ocurra desearme feliz nada, porque pocas frases son tan grasas y vacías como las que expresan esos deseos de felicidad por una cosa que, invariable e inevitablemente, iba a acontecer igual, como los equinoccios o solsticios y demás yerbas.
Dijo Renegado: "algunos reverendos pelotudos me saludan con un ridículo "¡Buen día. Feliz Primavera!" ¡Cuánta razón tiene este hombre, señooor!!!
Y eso que usted no tiene que aguantarse cada 8 de marzo el absurdo "feliz día" que me corresponde por mi condición de nena (y ni le cuento cuando viene acompañada de florcita que debo meter en el deprimente florero oficinístico improvisado con media botella de Villavicencio de medio litro y después llevarme chorreando para que el caballero en cuestión no se ofenda)...
Perdón por la extensión, me copé.

Renegado dijo...

No tan iguales: Ante todo bienvenida, y feliz primaver ... ah, no ... perdón ... casi se me escapa.
En cuanto a lo de los festejos, ya que estamos festejemos por igual la llegada de cada estación con su correspondiente feriado y listo. Todos contentos.
Y no se preocupe. Siéntase libre de coparse y extenderse todo lo que guste.
Este es un sitio así re copante y mata mil que se sientan libres de expresarse.
Saludos.

Lady VAG (abunda) dijo...

feliz martes!!
cuenta?
como le va renegado?
hace mucho que no le comentaba..leo sus post nomas ;)
Le felicito por la cantidad de primios que ha estado recibiendo, que lo pario, al final voy a pensar que usté es groso de posta y que le esquiva al exito de veras! ;)

yo tb me adhiero a cualquier tipo de campaña que implique no venir a trabajar!

Mañana es el dia del empleado de comercio!! todo aquel que pertenezca al SEC tomese el día y al carajo con el jefe!!!

Bss!

Renegado dijo...

Lady Vag.: ¿Que tal? ¿Como le va tanto tiempo?
Gracias por las felicitaciones.
Yo no soy empleado de comercio pero me solidarizo con los compañeros y me adhiero al asueto.
Ante todo la unidad de los trabajadores.
Besos.

CLAUDE CONTIN dijo...

Renegado:
Gracias por la información, me hizo observar mi patio y noté que ya no hay flores en los almendros. Qué despistado soy. Pero la culpa de todo la tiene Crónica TV, que esta vez, misteriosamente, no hizo la cuenta regresiva con 60 días de antelación. Antes era usual que empezaran a pasar la canción de Ringo Bonavena cuando la familia todavía estaba acurrucada junto al calefactor.
Todo muy desquiciado y vengativo, pero el párrafo del “ni... ni...” fue muy emotivo también.

Renegado dijo...

Claude Contin: Por nada. Es mi trabajo. Ante todo este es un blog de servicio a la comunidad.
Siga en contacto que en unos meses le aviso cuando llegue el verano.
Saludos.