martes, 20 de mayo de 2008

Confesionario

Tiempo atrás, la cólega blogger y posible candidata a gozar de mi amistad si algún día tiene el placer de conocerme, la Srta. Zoqueta, autora del muy simpático blog "Bonjour pedazo de zoquete", gentilmente me ha hecho partícipe de una de esas consabidas cadenas blogueriles que andan pululando por este fascinante mundillo virtual.
Bien sabido es que a muchos, especialmente a aquellos que ya tenemos un renombre y un prestigio ganados y contamos con una legión de fieles seguidores (yo tengo como 6), estas cosas resultan medio fastidiosas por considerarlas, quizás, como vulgares creaciones de mentes inferiores que disponen de mucho tiempo libre y que pretenden, mediante esta artimaña, darse a conocer rápidamente en el ambiente de la literatura virtual, con el fin de adquirir fama, riquezas, y posición social de manera inmediata.
Por esta razón suelen despreciar estas cadenas, indignarse, ofenderse, y hasta retirarles el saludo a aquellos que los invitan a realizarlas, llegando incluso a declararlos como enemigos mortales de por vida.
Pero yo no soy así.
Yo, como buen visionario, estratega y ladrón profesional, me presto a llevarlas a cabo en cuanto las recibo (soy un amor) o, en su defecto, a reservarlas a manera de salvavidas para aquellos momentos en los cuales no cuento ni con una mísera idea para desarrollar un post mas o menos decente.
Bien, resulta que, casualmente, éste es uno de esos días.
Por este motivo, procedo a cumplir con la tarea encomendada con alegría, con optimismo, con fuerza y siempre para adelante.

La cosa viene así. Estas son las reglas:

1 - Cada jugador cuenta 6 confesiones de sí mismo. (¡A la pipeta! ¿Seis? ¿No será mucho?)
2 - Además de las 6 cosas, tiene que escribir en su blog las reglas ( Bueno, no es tanto laburo. Puedo copiar y pegar).
3 - Por último tiene que seleccionar a otras (6) personas y escribir sus nombres/blog (Ah noooonononono. Me van a sacar cagando. De hacer esto paso. Sory).
4 - Por supuesto, no hay que olvidar dejarles en un comentario que han sido seleccionadas para este juego (Ya dije que no. Y no insistan porque me caliento y no hago nada).

En fin. Que cosa. Tengo que poner seis confesiones. Bueno, dentro de todo es algo que necesito. Tal vez sacar eso que uno tiene adentro ayude a olvidar o, al menos, a alivianar la conciencia para poder seguir adelante.
Después de todo fue un accidente. Yo le dije a ese tipo que no me gusta que me carguen cuando pierde Boca. Y menos si justo da la casualidad de que estoy armado. Además le apunté a las rodillas y no fue mi intención asesin ………… Ejem ……… Perdón…. Acá me dice mi abogado (visiblemente nervioso) que aclare que "todo lo anteriormente expuesto es una simple humorada que en nada se ajusta a los hechos acontecidos durante aquella tarde de Noviembre del año 1998" y que me abstenga de seguir haciendo ese tipo de declaraciones en un medio de acceso público.
Bueno, no sé por qué tanto lío.
En fin.
Arranco de nuevo. A ver. Seis confesiones. La verdad se me complica el tema siendo yo una persona tan transparente y pura que no tiene nada que ocultar. ¿Saben como me dicen en el barrio? El "vidrio" Gutiérrez me dicen (Porque me hago llamar Gutiérrez en el barrio. No es mi verdadero apellido. Me lo cambié por sugerencia de mi abogado después de aquel incidente en el que le disp……. ¡Ufa! Otra vez mi abogado que dice que me calle de una puta vez o él no se hace mas responsable. ¡Que tipo nervioso!).
Bueno, mejor voy directamente al grano. Tengo una facilidad enorme para distraerme y así boludeando, boludeando, sin darme cuenta termino hablando de cualquier cosa y me olvido de que era lo que tenía que hacer. No se por que. Desde chico que soy así. En el colegio era terrible. La maestra me decía que hiciera una composición sobre, que se yo, ponele "La vaca" y yo me mandaba carillas completas narrando sobre cualquier cosa menos sobre la vaca. O sea, por ahí el cuento incluía una vaca, pero como que no era el nudo del asunto. No se si me explico. Distinto sería hacerlo ahora con este quilombo que hay con los del campo. Que barbaridad. Como está todo de complicado che. ¿Y las cosas? ¿Lo que aumentan? Es una locura. El fin de semana fui al supermercado, compré cuatro o cinco boludeces y me gasté una fortuna. Ya no se puede vivir. La culpa es del Gobierno. Yo no se por que no aceptan que metieron la pata, piden perdón y empezamos de nuevo. De orgullosos y pedantes que son nomás. Así nos va también. Es increíble. No se como sigue esto. Siempre lo mismo con este país bananero. No aprendemos mas. Después nos quejamos. Ay Dios que cosa che … Es de locos … Que lo parió ….
¿A que venía todo esto? Me perdí....
¡Ah si! Tenía que poner seis confesiones acerca de mi.
¡Uh! Seis confesiones. No se por donde empezar. Es que soy muy transparente y puro y no tengo mucho que confesar. Bueno, salvo aquel incidente desafortunado con ese tipo que mat…… Uy, me llama mi abogado re sacado para decirme que renuncia, que lo tengo podrido y que no lo contacte mas. ¿Y a este que bicho le picó? ¡Que tipo raro!
No entiendo nada. Mejor empiezo de una vez. No se si lo dije pero tengo una facilidad enorme para distraerme con cualquier cosa.
Bueno, empiezo. A ver:

Confesión Nro. 1: Así como me ven ("me ven" es una forma de decir ¿Se entiende no?) medio agreta y malhumorado, soy una persona a la que le encanta reírse, y tengo un sentido del humor muy pero muy simple. Me divierte mucho el humor estúpido y los chistes tontos. Y la gente que es capaz de hacerme reír, me cae bien de entrada aunque recién la conozca.

(¿Voy bien? ¿Esto califica como confesión? Es medio pedorra me parece… Bue …).

Confesión Nro. 2: Detesto a la gente incompetente. Me molesta mucho y me pone de muy mal humor. Y no me refiero a aquellos que quizás no sepan lo que tienen que hacer por ser nuevos o inexpertos. Nadie nace sabiendo (Ni siquiera yo, aunque cueste creerlo). Pero aquellos que adoptan la postura cómoda de "No lo se hacer" o "No me sale" y tampoco demuestran el mas mínimo interés por aprender o progresar, me enferman. Odio a los vagos que encuentran más ventajoso esperar a que aparezca otro a hacerse cargo de su trabajo, que ponerse a pensar en aprender a hacerlo ellos mismos.

(Esto no tiene punch. Mejor largo algo interesante rápido….)

Confesión Nro. 3: En mi adolescencia fui muy fanático de … Bon Jovi. Incluso usaba el pelo largo con su mismo corte, aros colgantes, jeans rotos, campera de cuero con muchos cierres y botas. Y así salía los sábados (No pongan esa cara. Todos fuimos jóvenes alguna vez) Una noche, así convertido en ese verdadero tsunami de facha rockera, me encuentro con mis amigos y uno de ellos, no recuerdo por qué, me pidió que le llevara la bicicleta hasta la casa donde nos íbamos a reunir antes de salir, porque él iba a comprar no se que con los otros en auto. Y yo, como buen tipo que soy, accedí. Lo triste del caso es que la casa no quedaba muy cerca que digamos y yo siempre fui medio vago, así que decidí ir en la bicicleta. O sea, para que se entienda el punto y se formen la imagen mental: crucé el pueblo vestido como si fuera una estrella de rock ochentosa montando en su Harley Davidson, pero en bicicleta. Ah, y la bicicleta era de esas de paseo. Un ridículo total

(Si se están riendo sepan que los odio. Y ya fue suficiente o no sigo).

Confesión Nro. 4: No siempre fui este genio sobrehumano que conocen hoy.
Un día, siendo yo aún un tierno niño medio boludín, estaba mirando el Correcaminos por televisión, y vi como en esa caricatura el Coyote podía "volar" agitando un par de plumas con sus manos.
De inmediato, y creyendo que había hallado la respuesta a una de mis grandes obsesiones de la infancia que era el poder volar, me dirigí hacia el gallinero (si; en esa época mi casa tenía gallinero. Soy casi del campo) y conseguí un hermoso par de plumas de gallina.
Acto seguido, embargado por una emoción casi incontenible, fui corriendo hasta un árbol que se hallaba en el fondo, me subí lo mas alto que pude (mas o menos hasta la mitad. Gracias al Señor no era muy alto), tomé una pluma con cada mano, observé el horizonte diciendo: "Un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad", y me arrojé al vacío.
Casi me mato.
Caí de espaldas. No alcancé a agitar los brazos ni una sola vez. Me pegué tal golpe que me quedé sin aire, sin voz y sin dignidad por unos minutos, hasta que fui descubierto por mi padre, que me veía a lo lejos haciendo la mímica de un llanto (porque de verdad no tenía voz) y tratando de incorporarme del suelo.

(No se si seguir contando estas cosas. Mi imagen puede quedar arruinada para siempre. Lo que hay que hacer por un punto de raiting….)

Confesión Nro. 5: Otra de mi adolescencia, pero mas temprana. Era la época de los "malones" o "asaltos". Esas fiestas de pendejos en los que las chicas llevaban para comer, los chicos para tomar, y se pasaba música con cassettes.
Por aquellos días lejos estaba yo de ser esta inagotable fuente de seducción irresistible que soy hoy en día. Mas bien era uno de los menos populares, menos deseados y menos atractivos del grado, pero aún así, por compromiso o quizás únicamente por maldad, casi siempre era invitado a participar de estos espantosos ágapes.
En uno de ellos dio la terrible "casualidad" de que el número de invitados resultó impar. O sea, éramos mas chicos que chicas. Sobraba uno ¿A que no adivinan quien? Si. Yo. Me pasé la noche parado al lado de la mesa comiendo palitos salados.
Pero eso no fue lo peor. Nooo no nononono. Mi vida no es tan fácil pebetes.
En un momento, ya habrían pasado unas dos horas o mas, una de las chicas, mientras bailaba con otro pibe cerca de donde estaba yo parado adornando el salón, me miró y me preguntó "¿Vos querés bailar?" casi con lástima.
Y yo, que bien podría haberle dicho "¡¡NO!! ¡¡Y se pueden ir todos bien a la reconcha de sus respectivas y putas madres pendejos hijos de puta!!" y haberme retirado dando un portazo a lo macho y con algo de orgullo, tragándome el palito que estaba masticando junto con la poca dignidad que me quedaba le dije "Si".
La chica lo miró al otro pibe y haciéndole un gesto como de fastidio le dijo "Bue … Después seguimos … Ahora voy a … ¿Viste?" y dio un soplidito antes de decirme "Vení" y bailar conmigo un tema por compasión.

(Esto es demasiado patético. Mejor la corto acá. Menos mal que ya termina… Mejor voy con algo mas actual para que esto se olvide rápido)

Confesión Nro. 6: Detesto profundamente a la gente sin personalidad.
Sinceramente no entiendo a esas personas que parecen esperar a que otros le digan lo que tienen que pensar, que hacer, que decir o como moverse. Me indigna esa actitud imbécil de rebaño.
Y mucho peores son aquellos que, encima, se creen importantes por estar cerca de gente a la que consideran "importante". He escuchado a alguien decir con el pecho inflado y poniendo la voz mas grave como si eso lo hiciera mas serio cosas como "Ayer estuvimos comiendo con el Dr. Mengano ¿viste?" y mirarme como esperando que yo me cayera de la admiración.
Para mi la gente es gente. Y la separo en gente que quiero, gente que me cae bien, gente que ni me va ni me viene, gente que no quiero y gente que mataría con mis propias manos. Punto. Y la importancia a cada uno se la doy yo. Mi mundo es así, y al que no le gusta se puede retirar cuando le plazca.
En cuanto a los demás, esos que van por la vida intentando colgarse de la sombra de otro o persiguiendo las migajas que les dejan por el camino, me parecen tan poca cosa, tan pobres de espíritu, que me dan pena.

Bueno, ¿Ya está no? Eso sería todo entonces.
Menos mal, porque me estaba quedando sin material y ya estaba por confesar que miro "Patito Feo" y que me gusta.
Decí que eran seis confesiones nomás que sino…
En cuanto a lo de seleccionar a seis bloggers mas, lo dejo a su criterio. Si a alguno le resulta útil o entretenido hacer esto, diga que lo seleccioné yo y dele con confianza nomás.

Yo por hoy ya estoy. Fue suficiente. Estoy exhausto.

¡Será hasta el próximo programa botamangas! Chau.

15 comentarios:

Calíope dijo...

OH MY GOD

O_O

Sepa que después de lo de Bon jovi una nebulosa me invadió el cerebro y no sé que más lei...
NADA puede superar los '80!

O_O

ah! yo también tenia gallinero pero si las gallinas no volaban, menos yo. era lógica pura. Y se rompió algo o fue susto nomas?

besos

Marichu dijo...

Ea ea pepé..!
Casi me infarto de la risa (bueh, no tanto)
Genial lo suyo, felicítolo y me retiro muerta de risa, cuando esté de mal humor vuelvo acá y leo de nuevo.

saludetes

Renegado dijo...

Calíope: Y diga que no publico las fotos que tengo de aquella época.
Definitivamente los glamorosos 80's fueron especiales.
Y no, no me rompí nada mas allá del orgullo y la ilusión de poder volar.
Besos.

Marichu: Bueno, gracias. Por lo menos mis patéticas anécdotas sirven de algo.
Besetes.

El Profe dijo...

¡Geniales anécdotas! Y sí...no todos disfrutamos de plácida niñez, nebulosa adoslescencia —nube rosa, de pedo— e insípida juventud pero igual, siempre hay algún "muertito" en el ropero del recuerdo. Gracias por compartirlo, por fín algo bueno salió de esas ridículas cadenas.Saludos.
¡Ah!..."los setenta" fueron mejores en todo, y en música...¡ni hablar! ja-ja

Mariano dijo...

Buen, rebotando llegué a su blog. Luego de leer con atención su anecdotario y la exclusiva inclusión (mire que dupla de palabaras le acabo de pegar) de una simpática vaca, es lástima que yo esté cerrando el mío (el blog, quizás se perdió y no entiende), me hubiese gustado que entrara y se regodeara con tanta magia y tanta mística.
Por ahora está a tiempo. A ver... si, todavía está online.
Bueno, me rajo porque le cantaron piedra libre a un amiguito y tengo que ir a salvar para todos mis compas.
Abrazo

Renegado dijo...

Profe: Ah no se, yo en los 70's era muy chiquito y me andaba arrojando al vacío desde los árboles y cayéndome en bicicleta.
Me quedo con mis glamorosos 80's.
Saludos.

Mariano: Aaahhh las escondidas. Recuerdo que durante mucho tiempo pensé que yo ganaba siempre, pero tiempo después me enteré que, en realidad, mis compañeritos no me buscaban a propósito porque no querían jugar conmigo.
En fin...
Saludos y gracias por comentar.

vanbi dijo...

consolate que no eras el unico fan a de bonjovi, yo tambien!! pero con la diferencia que soy mujer y estaba super-enamorada del pelilargo cantante.( adolescente estupida!!).- aun ahora escucho algunos de sus temas y mis hijas me miran con cara de estupor...
..igual me siguen gustando los ochentosos y los escucho sin verguenza!!.-

Renegado dijo...

Vanbi: En aquellos años no sería la única enamorada del muchacho. Y gracias a eso yo, con mi look, la pasaba bárbaro.
Saludos.

Mariano dijo...

Tardé en volver porque estuve toda la noche escondido dentro de un lavasecarropas con un enano. Espere, no piense mal, lo que pasa es que ante su reducida condición no tuve, en el voleo del momento, la posibilidad de notar su presencia. Lo dejo porque el pequeño quiere discutir cuál de los dos ganó la escondida.
Abrazo

CLAUDE dijo...

¡Ja, ja, ja, qué patética la confesión Nro. 3!
¡Epa, qué leo! La confesión Nro. 5 me llega... Tengo mis razones.
Bueno, nada, muy bueno este post, Renegado.

P.S.: Le recuerdo que todavía nos debe su foto con un enterito rojo.

Mariano dijo...

Mire, con la mejor se lo digo, pero esto de andar pasando por acá cada vez que me gritan "piedra libre" -porque el resto del tiempo la paso escondido, o jugando a la escondida, mejor dicho- con el enano de la mano y que usted no aparezca y desatienda el boliche, me parece una... Disculpe, acaban de cantar "...dralibrepatodosmiscompas". Despues vuelvo...

Rominika dijo...

Vidrio Gutierrez!!!!
juuuuajajajajjajajajaj!!!
Ya cuando entré y ví el título me ahogué con el arroz.

Alejandra dijo...

Me encantaron sus confesiones. Lo vi y todo haciendo esas cosas, y eso que no le conozco la cara. Ahora sigo leyendo, no sin antes confesarle que a los 5, agarré dos paletas playeras y me subí al tanque de agua. Estaba SEGURA de que iba a volar. Obvio, no sucedió, pero recuerdo con claridad la falta de aire, el llanto con mímica y el sublime cachetazo que me zampó mi abuelo cuando me encontró, desparramada en el pasto.

celeste dijo...

buenísimo lo del look Bon Jovi, y la bici. He visto ejemplos semejantes, y es realmente gracioso, aunque da como una especie de ternurita-lástima.

Zoquett dijo...

Wiiiiiii pensé que no ibas a contestar, a ver, como tus confesiones me agrandan en demasía me tomaré el atrevimiento de dejarte un comentario acerca de cada uno.
Antes que nada, puedo contarle a todo el mundo que renegado podría ser mi amigo? Chiste chiste eh, tengo personalidad XDDDD. Igual buena onda, un dia si querés vamos a patear tapitas de coca cola por algún lado XD.

1-Lo sospechaba. No es que sea vidente ni nada por el estilo pero leyendote todo este tiempo me dió la sensación de que seguro sos un cago de risa y te hacés el vikingo duro acá escribiendo xD. Es bueno saberlo, si que si.
2-Jojojo no serías buen jefe XD. O si? Pero te odiarían, eso si :B.
3- AGUANTE BON JOVI! Espero que tengas fotos de esa época porque deben ser una reliquia. Maldita la hora que no fui adolescente en los 80's, me habría encantado ser un esperpento ochentoso.
4- JAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJA
5- ¡¡¡Niños crueles!!! De esas yo también tengo pero no quise contar. Prefiero que no me respeten por pelotuda que soy ahora, y no por indigente antisocial ignorada que logré ser XD
6- Idem. Y cuando van asi como copias exactas entre si me ponen DE MUY MAL HUMOR.

Saludos señor!!
Espero pronto su crítica a Indiana Jones, la veré este fin de semana con suerte yeah baby!