miércoles, 28 de mayo de 2008

Crítica de cine: INDIANA JONES Y EL REINO DE LA CALAVERA DE CRISTAL

Obviamente voy a dar por descontado que no hace falta decir nada a modo de presentación de este legendario personaje, ya que es uno de los iconos cinematográficos modernos más populares, y no creo que exista mucha gente, hoy en día, que no sepa quien es (salvo, claro, que Ud. sea extraterrestre, con lo cual empiezo a pensar que esto se me está llenando de marcianos).
Para los que sí lo conocemos y nos hemos emocionado con cada una de sus increíbles aventuras en el pasado, el volver a ver al Dr. Henry "Indiana" Jones en la pantalla grande como en sus mejores épocas, no puede menos que tener el sabor de un grato y esperado reencuentro.
Casi veinte años han pasado desde la última vez que lo vimos (¡Casi veinte años! Que viejo que estoy) en "La última cruzada", y aunque, inevitablemente, ese tiempo ha dejado sus huellas, afortunadamente no han sido tan profundas como para evitar el retorno a lo grande de un personaje que conserva aún intactas su mística y su carisma.
Esta última entrega representa un exponente clásico de la saga, que reune todos los elementos característicos de las entregas anteriores, los cuales sumados a una muy cuidada ambientación y un estilo de filmación tradicional que no abusa demasiado de los efectos digitales, logran redondear una película muy entretenida, vibrante y plagada de guiños para alegría los fanáticos.
La historia de esta cuarta entrega se sitúa en plena Guerra Fría (Para los que no lo sepan, se llamó Guerra Fría porque se tiraban con heladeras… Jojojojo Soy un maremoto de comicidad … Que loco...) y comienza con Indiana y su "amigo" Mac como prisioneros de un escuadrón soviético de elite liderado por la letal y rígida Irina Spalko; una militar convencida de que el dominio de los poderes paranormales determinará quien será el que finalmente gane la guerra entre las dos superpotencias.
Por esa razón los conduce hasta un depósito secreto que el Gobierno de los EEUU tiene en medio del desierto para que, merced a los conocimientos que Indy posee, le localice cierto objeto de inapreciable valor para sus planes.
Este misterioso objeto resulta ser, ni mas ni menos, que el cadáver muerto de uno de los marcianitos que se hicieron torta en Rosswell en 1947 cuando el plato volador se les quedó sin frenos.
"¡Ah noooo! Yo a ese bicho no lo toco, ¡Es un asco!" dice Indiana haciéndose el delicado, y aprovecha para armar bardo. Así, con dos o tres sopapos y un par de latigazos, termina por hacerse de un arma, lo que le da una chance de escapar.
Lamentablemente, no contó con el hecho de que su "amigo" Mac lo traicionaría, por lo que su plan queda rápidamente frustrado.
Sin embargo, lejos de desanimarse y luego de decirle "Gordo hijo de puta; ya vas a ver cuando te agarre", una vez mas y haciendo gala de toda su astucia y habilidad, Indiana consigue finalmente escaparse sin que lo maten (Eso si, de una manera muy "a lo Indiana Jones" o sea, casi increíble).
Una vez terminado todo este embrollo, el Dr. Jones intenta volver a su vida habitual de profesor de arqueología de la universidad, pero esto de andar metiéndose en quilombos tan seguido parece que no queda muy bien en el currículum, y las autoridades medio como que lo quieren rajar y, para colmo, sin indemnización ni preaviso.
"¡Ma si!" – dice Indy re caliente después de que quejarse en el sindicato y que no le dieran bola – "¡Métanse la universidad donde les quepa manga de garcas!". Y se va re enculado, pateando tachos de basura, y decidido a probar suerte en otra ciudad.
Cuando estaba ya arriba del tren y con el boleto a Mar del Plata en la mano, aparece un pibe en moto así re canchero y le chifla.
Indiana medio que mira para otro lado porque piensa que es un trolo que se lo quiere levantar, pero el flaco le menciona el nombre de un viejo amigo y colega, el profesor Oxley, y le dice que se baje porque tiene algo importante que decirle.
Intrigado, Jones acepta escuchar al joven y abandona el tren (Medio caliente porque a esa altura ya no le iban a reintegrar el valor del pasaje, pero bueno…).
Ya sentados en una mesa de un bar (Es una forma de decir, en realidad se sentaron en las sillas), el muchacho le cuenta que su nombre es Mutt y que lo necesita para que le ayude a localizar al viejo Dr. Oxley, que se perdió en la selva peruana luego de que aparentemente había encontrado una extraña calavera de cristal (Por eso se llama así la película ¿Entienden?) que, según la leyenda, pertenecía a no se que tipo que vivía en "El Dorado", aquella mítica ciudad de oro puro que le quitaba el sueño (y la vida) a todos los exploradores de la antigüedad.
Aunque en el fondo Indiana cree que esa ciudad es solo una leyenda ya que él mismo la buscó sin éxito por años, no puede evitar sentirse intrigado cuando Mutt le entrega un mapa con unos extraños jeroglíficos que le había mandado el viejo Oxley, y acepta ayudarlo en esta travesía (Menos mal porque sino la película hubiera sido muy corta).
"Momento" – dice el pibe – "Todavía falta. También me tenés que ayudar a encontrar a mi vieja".
"Uh ¿También se perdió?" – pregunta Jones medio fastidiado.
"Si. Se perdió cuando fue a buscar al viejo este que se había perdido" – le contesta el pibe mientras se peina.
"Ah bueno. ¡Mirá que bien che!" – dice Indiana – "¿Y no se te perdió alguien mas de casualidad? Total ya que estamos".
"Si. Un perro. Se llama "Manchita". Es blanco con manchitas negras. Recompensaré" – dice el pibe.
"¿Y donde se te perdió?" – pregunta Indiana.
"Se me perdió cuando lo mande a buscar a mi mamá que se perdió cuando se fue a buscar al viejo este que se había perdido" – responde el muchacho.
Indiana se golpea la frente con la palma de la mano y mira a la cámara con gesto gracioso. Se congela la imagen y suena una música de comedia de fondo y risas grabadas.
En eso estaban cuando se acercan a su mesa dos tipos trajeados que de mala manera les piden que les entreguen el mapa calladitos o son boleta, por lo que, una vez mas, Indiana debe armar un flor de quilombo y aprovechar el desparramo para escapar junto con el joven.
Así se dan cuenta de que, aparentemente, los rusos también están detrás de la famosa cabeza de vidrio esa, por lo que a partir de ese momento, todo se convertirá en una vertiginosa carrera a través de continentes, selvas, pasadizos, tumbas, cuevas y zaguanes, en pos de lograr las pistas que conduzcan finalmente a la ubicación del viejo profesor Oxley, de la poderosa calavera de cristal, de la madre del pibe y del perro Manchita.
Para los que son seguidores del personaje y saben como viene la mano con estas películas, se van a encontrar ni mas ni menos que con una clásica historia de Indiana Jones, que cuenta con todos los condimentos que uno espera: largas persecuciones en vehículos, peleas a las piñas a la antigua, varios momentos de humor en medio de secuencias de suspenso y una acción que roza lo inverosímil. Todo esto desarrollado a un ritmo parejo que, gracias a la mística que rodea a estas producciones, logra disimular la liviana simplicidad de un guión que por momentos se torna demasiado previsible, y cuyo giro final quizás esté mas de acuerdo con un capítulo de los Expedientes X que con lo que debería ser una historia de Indiana Jones.
Sin embargo esto no quita que sean dos horas de entretenimiento puro y alegría pochoclera.
Los efectos especiales son en su mayoría de escuela clásica, y se utilizó la tecnología digital solo en muy determinadas escenas, lo cual por momentos juega en contra ya que la diferencia se hace bastante notoria.
En cuanto a las actuaciones, hay que reconocer que Harrison Ford se mantiene en excelente forma y demuestra sobradamente que aún puede encarnar al legendario e intrépido Dr. Jones de una manera tan creíble como efectiva.
Lo acompañan Shia LeBeouf como Mutt (cumpliendo una labor mas que aceptable como compañero de aventuras), Cate Blanchett como la villana Irina Spalko, John Hurt como el profesor Oxley, Keren Allen como Marion Ravenwood y Ray Winstone como Mac.
La película fue dirigida, obviamente, por Steven Spielberg y producida por George Lucas, y sobre ellos, creo, no hace falta decir nada.

Calificación: 3 Renegados y medio (Buena. Dos horas de puro entretenimiento sin pretensiones, con una buena dosis de acción, algunos toques de humor, y todo aquello que uno espera ver en una aventura típica de este legendario personaje que vuelve a recuperar su lugar en la pantalla grande. Recomendable).

Recomendaciones: Si Ud. es fanático del personaje debe verla sin falta. Le va a parecer que veinte años no son nada.
Si Ud. no es fanático vaya igual. La película se disfruta de todas formas.
Si Ud. es estudiante y no sabe que carrera seguir, vaya a verla pero sabiendo que la arqueología no es tan divertida. Es solo una película. No sea nabo.
Si cuando suenan los primeros acordes de la clásica música de John Williams Ud. no siente nada, hágase ver porque puede que no sea humano. Y si lo es, es un humano demasiado amargado.

12 comentarios:

Lulet dijo...

Im-pe-ca-ble.
Como siempre.

Besos!

El Profe dijo...

¡Excelente crítica! Ya estaba por ir al cine y ahora me apuro; que suerte que a Indiana no se le ocurrió solucionar todo con el clásico "sal de ahí Manchita, Manchita..etc" Un abrazo.

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Vine directo a los comentarios, sin leer su crítica, porque quiero ir a verla este findex, sin estar condicionado por ninguna expectativa, positiva o negativa.

Después le cuento...

L. dijo...

Yo me emocioné con el trailer nomás! Le ponía todas las fichas y con este critica ya se me armó la montaña de fichitas, 10 puntos. EN breve corro al cine a verla.

Saludos!

Renegado dijo...

Lulet: Mu-chas gra-cias.
Besos.

Profe: Si, claro .. Que suerte (¿O_o?)
Saludos.

Juan de los Palotes M.: Bueno, no hay problema. (La próxima hago la crítica en el post y cuento el final en los comentarios mueehhjejejeje).
Saludos.

L.: Vaya, que la va a pasar bien.
Saludos.

Zoquett dijo...

Nooo no la vi! Maldita sea!
Me abstengo de leer la critica hasta que la haya visto porque quiero decepcionarme o no antes :P

Saludddddd-os!

Renegado dijo...

Zoqueta: Ah bueno ... Yo que me apuro a escribir la crítica porque la señorita me lo pide en el comentario del post anterior, y ahora resulta que la señorita me dice que no la lee porque no vió la película. Claro, total, el burro trabaja de gusto. Muy bonito eh.
Ay dios estos jóvenes de hoy...
Besos igual.

El Profe dijo...

¿Debo entender que no conoces el infantil cantito de "la chivita" —trocada por mí en Manchita— ésa, la que se escondió?...¡que lo tiró!

Marina dijo...

Yo fui a ver la pelicula el domingo pasado. La verdad es que tenia miedo de que fuera peor pero tambien la esperanza de que fuera mejor.

Me gustó, pero no llega a tener el nivel de las anteriores 3. Concuerdo con que en el final casi esperaba ver aparecer a Mulder y a Scully investigando a los aliens.

Anónimo dijo...

Totalmente en desacuerdo.

Para empezar no me parece que esto sea una crítica (y diciendo esto no pretendo molestar), pero es que lo que haces es un resumen de la película... para hacer una crítica no hace falta desvelar la trama ni los detalles de la película. Así la destripas.

Lo segundo es que la pones por las nubes... y a mi me ha decepcionado bastante (la crítica es basicamente la opinión de uno). Para mi ha sido un gran chasco. La película no empieza mal... pero va empeorando según avanza.
No te hacen participe de las deducciones de Indy, ni estas tienen ninguna intriga... que hay que ir a Perú... pues se va. Aquí todos las pistas ya las saben los protagonistas, no tienen que investigar mucho, y si no ya está Oxley, que sabe todo lo que pasa porque se lo ha "dicho" la calavera. Demasiado predecible (el templo se va a destruir), el ruso más fuerte pegará una paliza a Indy, pero luego morirá, la mala va a morir cuando se enfrente al "tesoro" y el amigo traidor morirá por su codicia... es que se sabe. Pero la excusa para hacerlo es poco creíble.
Marion parece un personaje basicamente cómico. Podían haberle dado más profundidad... Y si, Indy siempre ha sido fantástico, y sale de las situaciones por una combinación de destreza y suerte. Pero que su hijo se convierta de pronto en Tarzán de los monos, que Marion se lance por un barranco con un coche (o vehículo anfibio) calculando que va a caer en un rama y depositarse suavemente sobre el río... o que las hormigas hagan una torre para llegar a su presa... no sé. Son cosas que no son ni creíbles. Y es importante que aunque algo sea fantástico sea "creíble". Un final muy forzado, que no explica nada... ¿porque los seres del espacio entre espacios son tan cabrones de darte el don del conocimiento y te hacen desintegrarte? Y no es que no sepan tratar con los frágiles humanos, que ya han tratado con ellos antes(las tramas de Indy siempre han sido místicas, pero tenían una explicación). En fin...
desde luego, la más floja de la saga, con mucha, mucha diferencia... poco creíble, cosas cogidas con alfileres. ¿Tema "extraterrestres"? bien tratado no tenía porque haber chirriado con Indy, pero a mi parecer no lo han conseguido. Parece metido con calzador... como aquel capítulo del joven Indiana Jones en el que luchaba contra Drácula.
Por otra parte está muy bien que Indy evolucione, y como es más mayor ahora la trama se centra en la guerra fría... pero los nazis son mucho mejores enemigos que los rusos, francamente. Podían haber aprovechado el tema de los nazis fugados a sudamérica tras la guerra para explicar su presencia en la cinta.. pero buenoesto ya no es una crítica a la película, sólo una opinión.

- Karmandul

Anónimo dijo...

Y viendo los acontecimientos de esta entrega... ¿será esta nieta o bisnieta de Indy?

Marion Jones

- Karmandul

Anónimo dijo...

Un pesimo final
ALIENS???
ALIENS???
DESDE CUANDO HAY ALIENS EN EL MUNDO DE INDIANA JONES?!?!?
que asco

Saludos XD

http://todopor2clicks.com.ar/2008/10/12/indiana-jones-violado-por-steven-spielberg-y-george-lucas/