martes, 10 de marzo de 2009

Volver...

Bueno, heme aquí nuevamente.

Si, si, pueden aplaudir si quieren. No hay problema. … Gracias. Gracias… Bueno, ya está. Mucho no me gusta que me aplaudan, así que basta.

En fin … Seguramente estarán pensando que luego de haber tenido un mes de vacaciones (Si, si, tuve un mes de vacaciones ¿Y qué? Hace mas de diez años que hago como que trabajo para esta Institución ingrata y roñosa. Es lo mínimo que me merezco), estoy de vuelta con las energías renovadas, pletórico de ideas y con un entusiasmo desbordante que apenas puedo contener ¿Verdad amigos?.
Pues bien, están equivocadísimos. Nada mas alejado de la realidad. Ustedes como adivinos se morirían de hambre.
La verdad es que en cuanto puse un pie en este lugar, fue como si nunca me hubiera ido.
Hace apenas unas horas que llegué y ya estoy cansado, deprimido, luciendo mi tradicional cara de orto, con un humor de perros y fantaseando con salir a matar gente por la calle; todo gracias a que acá no cambia nada, mas que el horrendo peinado de la vieja de contaduría que, aunque parezca imposible, está cada día mas fea.
A esto, claro, debo sumarle el hecho de que, luego de un mes de la mas absoluta y poco elegante comodidad de vivir luciendo únicamente bermudas y musculosa (De hecho solo me ponía un jean, remera y zapatillas cuando tenía que salir a la calle, y nada mas que porque cuando uno es un sex symbol famoso debe cuidar su presencia en público), hoy tuve que volver a vestirme con ropa y, lo peor de todo, ponerme zapatos, lo cual me provoca un sentimiento de incomodidad y opresión muy similar a la claustrofobia (Vendría a ser una claustrofobia pero con dolor de pies) que me tiene bastante molesto.

En cuanto a mis vacaciones, fueron tal y como lo había anticipado cuando me fui.
Si bien pude gozar del glorioso y para nada despreciable hecho de no tener que venir a trabajar y tener que ver gente que no quiero ver, no pude descansar ni disfrutarlas tanto como hubiera deseado, o como me hubiera merecido si la vida fuera un poco justa.
Si bien pude dormir mas, o pasarme uno que otro día practicando mi actividad favorita de toda la vida que es estar al pedo, el solo hecho de no contar con una absoluta libertad de horarios y obligaciones hace que el descanso termine resultando notablemente insuficiente (Porque por si no lo sabían, el descanso fundamentalmente debe ser mental para que resulte efectivo. Y que sea continuo también ayudaría, claro…).
Para decirlo mas claramente: descansé mas o menos, me divertí casi nada y disfruté muy poco.
Todo eso logró que, a pesar de la esporádica felicidad que me provocaba el poder mantenerme alejado del trabajo, no consiguiera estar especialmente motivado como para ponerme a hacer todas las cosas que había planeado hacer durante este tiempo, como leer los libros y cómics pendientes, mirar todas las películas que me fui comprando a lo largo de año, jugar con la Playstation, cocinar, cazar jabalíes salvajes, cultivar sandías, o conquistar el mundo.
Entre estas tareas también incluyo, por supuesto, el hecho de atender este sitio, el cual, como habrán podido notar, ni toqué.
Juro que tuve la intención de escribir un montón de veces… Bueno, unas cuantas ….. Bue, dos o tres veces …. Ta bien, ta bien … Fue un día solo pero, lamentablemente, por algún fenómeno que aún no llego a comprender (Pero que podría llamar "Pffffff no tengo ganas"), en lugar de escribir, automáticamente ingresaba al sitio de Póker y me ponía a jugar.
Con esto quiero decir que en todo este mes, fiel a lo que había declarado durante mi partida, aproveché cada momento libre que tuve para no hacer un pomo.
Porque yo soy hombre de palabra y si digo que me voy a rascar y no voy a hacer nada, no te muevo un pelo así se me esté quemando la casa (Bueno, por ahí tanto no. Tampoco me voy a quedar en la calle por vago, pero se entiende la idea ¿No?).
Aún así, debo reconocer que estas deben haber sido las vacaciones que menos disfruté en mucho tiempo.
Mas de una vez intenté forzarme a mi mismo a pasarla bien, cerrando los ojos, y apretando fuerte los puños mientras me repetía entre dientes "¡¡Dale!! ¡¡Disfrutá imbécil disfrutá!!", pero mucho no me resultaba.
Además cuando me trato mal me enojo conmigo y después no me hablo mas por un rato, y no quería pasar las vacaciones enojado conmigo.

Como todos ponen fotos de lo que hicieron en sus vacaciones, yo también. Vista panorámica del techo de mi depto desde el sofá

Pero bueno, ya todo terminó. Es pasado. Hoy estoy volviendo a mi dolorosa rutina habitual y eso es lo que cuenta.
Vamos a ver como viene la mano en este nuevo año que comienza (Supongo que no hace falta que repita como cuento yo los años ¿No?).
En cuanto a este sitio, ojo porque se vienen muchas novedades y cosas así re locas que les van a volar el bonete. Tengo unas ideas que mamita querida si les cuento se caen de culo.


Bueno, no … Mentira … Va a seguir como siempre …. Pero quedó lindo decirlo … Por un momento me sentí como si tuviera iniciativa … Ya pasó, ya pasó …Comprendan que recién estoy arrancando…

Si ... Recién estoy arrancando …. Falta todo un año para las próximas vacaciones ….

Ay Dios….

Chau … Me voy a llorar al baño ….

15 comentarios:

J. Romer Bravo dijo...

"¡¡Dale!! ¡¡Disfrutá imbécil disfrutá!!" Voy a ver si me da resultado cuando tome vacaciones.

Como que ya era hora de volver no?

saludos.

Edgar Peñafiel dijo...

Ya estaba por sentar una denuncia por el secuestro de RENEGADO, pense que no volvia mas.

Yoni Bigud dijo...

Mire, vaya a otra parte porque en el baño ya estoy yo.

Un saludo.

Bugman dijo...

¡Ocupado! ¿No les enseñaron a tocar la puerta, caracho?

Renegado dijo...

J. Romer Bravo: Puede probar dándose algunos azotes si quiere. Todo sea por pasarla bien.
Y si, era hora de volver pero no me hubiera molestado quedarme un tiempo mas.

Edgar Peñafiel: Yo soy insecuestrable. Soy tan odioso que me devolverían enseguida.

Yoni Bigud: Perdón, entré con los ojos llorosos y no lo vi.

Bugman: Ups! Perdón, perdón! Ufa che, ya ni llorar tranquilo uno puede acá.

Adriana dijo...

Le faltó repetir el "disfrutá" con mas ahinco eh! yo me fui solo dos semanas de vacaciones pero si q me divertí, lo malo es volver al trabajo caramba :(
Besos

Tiburina dijo...

Ay ay ay. A mi el Sr. Pelopincho no me trató muy bien, que decirle. Espero ansiosa las novedad (ya se que son metiras pero me las quiero creer).

Renegado dijo...

Adriana: Si, volver al trabajo es una experiencia deprimente. Pero por lo menos habiéndola pasado bien le queda eso para rememorar durante el año.
Besos.

Renegado dijo...

Tiburina: Siii, va a haber muchas novedades, y concursos y premios!! Y voy a pagar una comida para todos los comentaristas!! (Ya que le gusta creerse cosas, le doy material).

Gabriel dijo...

Welcome back Renegado! Ya se lo extrañaba !
Mire, si le sirve de algo, yo tampoco me fui a ningun lado, y me pase febrero estudiando.

Que vacaciones carajo !

Espero que el resto del año sea mejor.....Bueh...al menos que sea masticable...

Saludos Renegado !

Renegado dijo...

Gabriel: Yo no solo espero que este año sea masticable, sino que también sea rico, y ya que estamos que no engorde ni patee el hígado.

El Profe dijo...

Muchas veces para que un producto mejore su calidad debe pasar por ciertos tratamientos, por ejemplo el vino. En tu caso los contratiempos te hacen renegar más y mejor, pero no hay que exagerar che...¿Cómo esta eso de ir a llorar al baño? ¿No era a la iglesia o al campito? A propósito, ¿Bugman estaba con el Yoni en el mismo baño? ¡Que no se diga!

celeste dijo...

quebuenoquevolvisteeeeeeeeeeeeee!!!
te extrañé.

unServidor dijo...

Che, pero entonces... ¿la campaña x 30 días de vacaciones... andó?

Renegado dijo...

Profe: Si. Digamos que a esta altura soy el Malbec de los reniegos.

Celeste: Graciaaaaaaaasssss.

Un servidor: No mi amigo, son los días que me corresponden por Ley. Tuve que pasar doce años trabajando en este lugar para ganármelos. Y lo peor es que cada vez me convenzo mas de que no ha valido la pena.