sábado, 26 de mayo de 2007

Convalescencia

Todo comenzó, sutilmente, el domingo a la tarde. Fue algo casi imperceptible. Algo que, de no haber estado yo tan, pero tan al pedo, tal vez ni hubiera notado. Pero lo noté.
Ahí estaba; golpeándome a la puerta como un invitado inesperado y no querido, ese persistente dolor de cabeza.
No le di mucha importancia, presumiendo que ya pasaría.
Y efectivamente, se me pasó.
Se me pasó al cuello.
Pero no así nomás, sino que el muy atorrante se había intensificado notablemente.
“Tranquilo”, me dije, “No pasa nada champion”.
“Andá a lavarte el orto” me respondí, medio fastidioso, ya que el dolor me pone de muy mal humor enseguida.
Aproximadamente una hora después, ese ya notable dolor de cabeza y cuello se me pasó.
Se me pasó a la espalda, consiguiendo que comenzara a sentirme algo alicaído y ya bastante molesto.
Con el transcurrir de las horas, ese malestar se me fue pasando.
Se me fue pasando a cada una de mis articulaciones, músculos, mucosas, órganos, vellos corporales, huesos, y demás componentes orgánicos que fueran pasibles de sentir dolor (y acá termino con el chiste porque ya perdió la gracia).
La cosa es que al llegar la noche, ya prácticamente no podía moverme debido a que me dolía hasta el pensamiento.
A este lamentable estado se agregó una violenta tos, que, por supuesto, no hacía mas que incrementar notablemente, mi patética situación.
Me fui a dormir, confiado en que al llegar la mañana todo estaría mejor (soy una persona que cree en milagros).
Durante la noche tuve una fiebre espantosa, que me provocó un extraño sueño en el que me encontraba yo realizando un viaje en carabela por el mundo, como parte de unas pruebas de no se que, y que en determinado momento, y como parte de “la mision”, me forzaban a boxear un round con Sergio Victor Palma, que, en el sueño, era muy amigo mío.
En fin. Yo tampoco lo entiendo.
Llegó la mañana del Lunes, y tenía que ir a trabajar.
Lamentablemente mi estado no me lo permitió.
Estaba muy arruinado, y mi trabajo no se merece el esfuerzo.
Me quedé en cama, decidido a hacer reposo, como corresponde en estos casos.
Sin embargo los dolores articulares eran tan fuertes y mi horripilante estado pulmonar tan insoportable que fue mejor levantarme y dar lástima de pie.
Así pasé todo el Lunes. Así de hecho pelota.
La noche no mejoró en nada. Fue otra noche afiebrada y de sueños incoherentes y ridículos. Esta vez me encontraba en un carrito oxidado que corría por una especie de vía, y que aparentemente pertenecía a un recorrido turístico de paisajes que no tenían ni la mas mínima gracia. Era todo campo vacío, con algunos charcos y árboles.
El carrito se detenía automáticamente cada tanto, y después arrancaba solo de nuevo.
Una de esas detenciones fue en un bosquecito en donde se encontraba un elefante medio sacado que cantaba y bailaba salsa (si, bueno… Tenía fiebre che…).
Llegó el amanecer del Martes, y mi situación no mejoraba en nada.
Otro día de intento de resposo, y de posterior arrastramiento por la casa.
Mi cuerpo comenzó a expulsar sendos desperdicios pulmonares de tamaños verdaderamente asombrosos (hasta tuve que llevar a uno al Registro Civil para tramitarle el D.N.I. porque ya salió mayor de edad) con inusitada violencia, lo cual ocasionó que mi garganta se inflamara, lastimara, y por supuesto, doliera como el demonio.
En síntesis, así pasaron los días, y asi llego, apenas, al día de hoy.
Escribo esto, con las pocas fuerzas que me quedan, porque me debo a mi público, y porque para mi esto es un sacerdocio.
Sé que muchos deben estar desesperados ante mi notoria ausencia, y por ello es que decidí utilizar, tal vez mis últimos momentos, para explicar los motivos de la misma.
No soy de esas personas a las que les gusta dramatizar, y exagerar todo, pero viendo como está la situación y como me siento, tal vez no vuelvan a saber de mi.
Solo quiero que sean fuertes y soporten esta perdida con entereza.
Yo siempre voy a inteeeeeeefsflkb mcmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmjjjjjjjjjjjjj jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj ,.cccdlñddd… ¿Qué? … Uy … Perdón creo que me desvanecí por un instante ….
¿En que estaba?...
Bueno, no me acuerdo. El dolor no me deja pensar. No importa.

Mejor me voy a recostar un rato.

Veo una luz.

Voy a su encuentro.

No. Mejor la apago. Con lo que te la cobran.

12 comentarios:

Jess dijo...

Tomese un tecito milagroso Sr!
y mañana se siente como nuevo, a no ser q lo q Ud quiera es no ir a laburar...
No lo juzgo, quien no se ha dejado atrapar por la gripe pa tener unas minivacaciones aunq mal no sea en cama o boyando por el hogar...

Calíope dijo...

Sr: voto tb por el tecito y le sugeriría que con las pocas fuerzas que le quedan se baje los lienzos y experimente una hermosa inyección. No sé como será su relación con las agujas pero a menos que le haya encontrado el gusto a los sueños bizarros, se prestará gustoso a la experiencia con tal de curarse.

Besos y recupérese, sino... quien me hará reir? :-)

Alfonsina dijo...

No, por favor. No me haga esto. No se acerque al tunel! Recien empezaba a leerlo!
Tomesé una yema de huevo con un chorrito de oporto y salga a la calle. Aunque mejor por las dudas no maneje!

Renegado dijo...

Jess: Ya tomé como veinte y nada. Los milagros no son para mi. Y le aseguro que por mucho que detesto ir a trabajar, mas detesto estar enfermo.
Cof cof...

Calíope: Mi relación con las agujas es de odio, desprecio y antipatía absoluta (con excepción de las agujas de acupuntura que si las tolero). Nada de inyecciones ni de lienzos bajados. Si he de partir, que sea con los pantalones arriba caramba!.
Ayay ... Besos ...

Alfonsina: Me gustó lo del oporto, pero como estoy muy mal, creo que un chorrito no será suficiente. Le voy a dar tupido al trago, solo por curarme, por supuesto.
Y le prometo no manejar, sobre todo porque no tengo auto.
Salú ...

Lulet dijo...

Tas mejor?
Besos y abrazos curativos.

Bugman dijo...

Es todo imaginario. Usted es un hipocondríaco. No, no me muestre esas flemas asquerosas, no me tosa en la cara. Que es imaginario, le digo. COF!COF! ¿Ya ve? Se lo imagina tan fuerte que me contagió.

Alejandra dijo...

Viejo, con la vacuna te ahorrabas este martirio!!!, o sea...los dolores y molestias.
La parte de los sueños está interesante ¿o consumiste otras cosas que no eran para la gripe vos?...mmm la del elefante bailando...mmmmm

Jess dijo...

Pobrecillo renegado!
es verdad no hay peor cosa q estar dando vueltas en la casa y no saber q hacer... con el plus de estar tociendo, "no sintiendo" el gusto a la comida y q le duela la cabeza...
a veces es mejor laburar! (yo nunca dije eso!!!)

AndyPeceto dijo...

Che avisá si seguís vivo.

Sino voy a buscar críticas de estrenos de cine a otro lado.

Renegado dijo...

Lulet: Mas o menos. Tal vez sobreviva. Tal vez...
Gracias, y retribuyo besos y abrazos.


Bugman: Disculpeme, fue sin querer. Mándeme la cuenta del médico imaginario que yo me hago cargo (imaginariamente, obvio).
Saludos.


Alejandra: No, no y no. Nada de vacunas ni inyecciones.
Y no, no consumí nada extraño, aunque parezca mentira.
Besos.


Jess: Ok, usted no lo dijo y yo nunca lo leí.
Besos.


Andypeceto: Tenga paciencia. Prometo hacer lo posible por ir a ver Piratas del Caribe 3 este fin de semana, así tenga que arriesgar lo que me queda de vida.
Saludos.

Faby dijo...

Hola!! descubrí un poquito tarde este blog y quiero 1ro: decirte gracias x escribirlo y 2do: espero te mejores, de verdad... (no sé, tomate todas las pastillitas habidas y x haber, je)
Saludos y ojalá vuelvas a escribir pronto :)

Renegado dijo...

Faby: Nunca es tarde. Este boliche está abierto 24 hs.. Pase cuando guste que será bienvenida.
Y 1º) De nada, es un placer; y 2º)Gracias, haré lo posible.
Saludos.