viernes, 30 de marzo de 2007

Te estoy mirando ...

Por mas que uno quiera abstraerse, resulta prácticamente imposible hacerlo.
Salen artículos, extensos a veces, en diarios y revistas de actualidad, los programas lo comentan y hasta le dedican bloques especiales, los intelectuales lo analizan, los analistas lo intelectualizan, la gente lo consume masivamente, levantás una piedra y está ahí, y aparentemente se ha convertido en una parte importantísima en la vida de muchas personas.
¿Estoy hablando del problema con los radares?
Nooo!!. ¿A quien le puede importar que se hagan mierda un par de avioncitos, con unos cientos de tipos a bordo?.
¿Me refiero acaso a la truchada de los índices del INDEC puestos a dedo por el gobierno, para que se los crea la gilada?
Noooo!!!. Eso no existe. Este gobierno es transparente como el cristal mas fino.
¿Estoy haciendo alusión a las trágicas consecuencias de la falta de gestión en las provincias que están tapadas por el agua, a pesar de que hace no mucho tiempo esto ya había pasado?
Nooooo!!!!. Para que hacerse problemas si, tarde o temprano, el agua se va a ir.
De lo que estoy hablando, es de ese verdadero fenómeno cultural, llamado Gran Hermano.
Y digo fenómeno, porque es fenomenal el grado de pelotudez mental que debe padecer una buena parte de la población, para colgarse a ver lo que hacen un grupo de muertos de frío rascándose las pelotas encerrados en una casa.
Si me dijeras que son gente interesante, que se yo, tipo un asesino serial, un travesti esquizofrénico, un enano caníbal, un chino pirómano, un guerrero Klingon, y un teletubbie, bueno, te concedo que sería algo digno de verse; pero estos son unos nabos de lo mas común, silvestre y sin gracia que se puede encontrar cualquier día, en cualquier esquina de cualquier barrio.
Y ya se lo que mas de uno estará pensando en este momento (además de "¿cómo es que este tipo insiste en escribir tantas pelotudeces?" y si se diera el caso de que haya mas de una persona leyendo esto): "Ahhh, lo critica, lo critica, pero lo mira"; y esto dicho seguramente poniendo carita de superado entendedor de todo, torciendo así la boquita y levantando una ceja.
Bien, querido lector mal pensado y gesticulador, le diré que si, lo he visto de tanto en tanto, primero porque no soy de los que critican algo sin conocimiento de causa (como hacen muchos), y segundo porque soy muy curioso y me intriga saber que carajo es lo que tiene de interesante (y también porque haciendo zapping, una vez enganché a una que se estaba bañando y me quedé mirando un rato).
Además, tal vez todavía haya personas por ahí que desperdician su tiempo mirando un documental, o una serie pedorra, o un noticiero, o quizás algún degenerado que en su tiempo libre ¡lee un libro! y no saben de que se trata; y dado que este es un blog de servicios, debo proceder a ponerlos al corriente para que no se queden afuera de esas conversaciones de oficina tan interesantes, merced a las cuales pierden la mayor parte del día laboral para después quejarse que no les alcanza el tiempo para hacer lo que tienen que hacer, y por lo que se les paga el sueldo.
Bien, yendo directamente al tema en cuestión, así a primera impresión, de acuerdo a lo que he visto, parece que cuando entraron a la casa eran unos cuantos, y después como que los fueron echando, no se bien si porque tenían olor a pata, porque no echaban desodorante después de ir al baño, porque expelían gases en la mesa, porque hablaban con la boca llena, o por qué motivo, pero les fueron dando el olivo.
De esta forma, se quedaron afuera uno rubio de pelo largo que se cree un adonis y es mas feo que apretarse la poronga con un cajón; una minita que tira las cartas y habla con los ángeles (una loquita... pobre); una que andaba con Sergio Denis, y que como lo extrañaba mucho le regaló una flor de cornamenta para que se acuerde de ella, dos o tres pibes con cara de boludos que se creen re interesantes, una mina con cara de Droopy que aparentemente es mas mala de la fiebre amarilla, y que tiene un tic muy raro que la lleva a pasarse la mano por delante de la cara repetidas veces, (otra tocada..., pobrecita), una morochita tetona portadora de un lomazo que está para darle hasta ponerse viejo, y no se quien mas. Pero hay más, eso seguro.
Estos especímenes, hoy por hoy y gracias a su estadía en "la casa", viven de sacarse fotos medio en bolas para revistas berretas de chusmerío, y de hacer notas y contestar pelotudeces en cuanto programejo medio pelo haya en pantalla.
Los que quedaron adentro, en cambio, se han convertido en las nuevas estrellas del firmamento mediático de nuestra televisión.
Son nuestros héroes modernos. Nuestros gladiadores de la convivencia.
Los nuevos modelos para nuestros hijos, que se pasan el día mirando esta boludez porque los papás también lo miran y lo comentan.
Ellos son (y averigüé los nombres en internet, porque no los conozco a todos, salvo a la tetona):
Diego: un groncho ex convicto, mas ordinario que un canapé de mondongo, que vive en calzones, puteando, escupiendo en el piso, hablando todo así con la "eshe" muy fiel a su idiosincrasia y pretendiendo ser bueno, gracioso y simpático.
Sebastián: un flaco gay confeso, con mucha pinta de gay, poses de gay, movimientos de gay, cara de gay, voz de gay, y que si no confesaba, igual se iba a notar que se la comía porque es muy puto.
Gabriel: un flaquito cara de nada que se la pasa (ad)mirándose en los espejos y que es mas intrascendente que una galleta de arroz.
Juan: un cordobés que parece Robbie Williams después de haberse excedido en una cama solar, adonde fue luego de haber sido cagado a patadas en la jeta.
Y Jonathan: un flacucho puro ojo, puro pelo, cara de hambre, y con menos onda que una bandera de chapa, con pinta de ser uno de esos roñosos que hacen malabares en los semáforos y después te piden monedas.
Las chicas, por su parte, son:
Mariela: una morochita oriunda de Salta, bastante potable, y en apariencia bastante rapidita, ya que se comió a un par de compañeritos sin ningún pudor ni miramiento.
Marianela: una flaca (por decirle de alguna manera) cachetona así tipo Quico, que se come todo lo que le ponen enfrente que sea comestible y que, aparentemente, se ha convertido en la heroína del pueblo, vaya uno a saber por qué.
Jessica: una gordita petera muy alzada, a quien llaman "Osito" (no se si porque es gorda y petisa como un panda, o porque es mas peluda que yo), que vive en celo y que no tiene empacho alguno en andar mostrando su gigantesco culo, el cual bien podría trabajar de doble de riesgo de la cara de Toti Cilliberto gracias a su notoria y excesiva celulitis.
Claudia: una rubia con cara de gato semi fino, que parece que estaba afuera pero la metieron de nuevo porque había que poner un culo mas o menos agradable a la vista, ya que la repetida visión del culo de la gordita estaba espantando al público.
Bien, este es el elenco de esta auténtica obra maestra de la televisión moderna.
El programa consta en ver que hace esta gente durante todo el día, las 24 horas.

…………………………………

Bueno. Eso.

...……………………….……..

¿Qué? ¿Esperaban algo mas complicado? No, no. Es ESO el programa.
A veces sale una voz (será Dios, no se bien) que les hace hacer cosas a cambio de comida, como si fueran monos de circo o focas de Mundo Marino, y cada tanto los encierran en un cuartito para que hablen mal de los otros y los nominen para ser expulsados de la casa, fomentando así la mala convivencia, el rencor, la traición, la falsedad y la mentira; pero mas allá de eso, no hay mucho mas para contar.
En base a eso (si, si … es eso solo … no le busque mas vueltas señor), se hace un programa semanal conducido por un gordito canoso que se cree recontra gracioso, y que cuenta con un panel de "notables" que intercambian opiniones y profundas filosofías sobre el fenómeno psicosocial que conlleva la experiencia, poniendo cara de serios y entonando las frases como si estuvieran discutiendo el desarme mundial.
A su vez, creo que una vez a la semana, hay otro programa especial donde "el público" (supuestamente), mediante un SMS vota para sacar de la casa a uno de los participantes que resulten nominados por sus compañeros, programa éste que es conducido por esa alimaña rastrera, desagradable, y absolutamente carente de todo talento, que es Jorge Rial (¿¿¿¿Y por que carajo mira para los costados cuando habla???? ¡¡Qué tipo insoportable y asqueroso!!!).
Cuando sale el eliminado, debe caminar por una especia de pasillo o plataforma rodeado por todo tipo de gente que lo vitorea, lo alaba, lo admira, e intenta tocarlo como si fuera una especie de objeto milagroso.
Varias decenas de señoritas pronuncian su nombre dando grititos, chillidos, y alaridos procurando que se acerque y las salude, en un espectáculo realmente patético y decadente que roza la vergüenza.
Todo esto fruto del enorme mérito de haber permanecido un tiempo determinado confinado en una casa, haciendo absolutamente nada productivo ni importante.
Una verdadera joya, que pinta de cuerpo entero los valores de esta sociedad en la que nos encontramos inmersos.
ESO es todo el programa.
Eso, es de lo que habla todo el mundo.
Gracias a eso, hay algunos que la están juntando con pala.
Eso, es lo que hace que yo me pregunte "¿Por qué a mi no se me ocurren cosas así?".
En fin, hasta ahí mi modestísimo aporte sobre el tema, como para que no se queden con cara de nada en las ruedas de charla de la oficina, el club, o el té de las cinco con amigos paquetes.
Mucho mas no sé.
Si quieren averiguo algo mas (porque como ya he dicho, yo me debo a mi público), pero no demasiado porque tengo otras cosas mucho mas importantes que hacer, como por ejemplo rascarme la oreja o dormirme en el sofá.
Y ahora me retiro porque ya empieza Gran Her….. ejem … digo … un documental muy interesante en Dicovery sobre la influencia de la civilización pituitaria en la cultura entomigraica de las sociedades hipotenuzas occidentales.


Porque yo miro esas cosas culturales.

No como otros …

Adiós.

4 comentarios:

Vero dijo...

Estimado renegado, debo reconocer que deberìa haber como mìnimo un psicótico en la casa, un paranoico y un esquizofrénico... sería como ver una peli de tarantino, en fin, mucho más divertido. Saludetes para usted.

Paula Cautiva dijo...

Renegado: acá la anónima del post de Capita... Muy bueno lo suyo!!! Realmente logra que le salgan las lágrimas cada vez que lo leo... Pura generación de endorfinas lo suyo y no tengo que comer chocolate o hacer deportes. Fenomenal!

INDEC QUE TRABAJA dijo...

NO TE DEJES ENGAÑAR, ESCUCHA LA OTRA CAMPANA: http://indecquetrabaja.blogspot.com

Anónimo dijo...

jajaja realmente muy sierto el 99,9% de lo q escribiste y si no fuera (y lo admito) tan baboso ni en pedo miraria eso ni x un segundo, pero bue... las minas m ganan sinceramente. y si queres q la casa sea mas interesante podes ablar a las eminencias q producen el programa y pedirles q pongan al mayor ladron de todos los tiempos(Menem), un mafioso (moyano) y una octogenaria delirante (mirta legrand) y todos juntos con los productores de programas pedorros podrian lograr el sueño de todo orgulloso capitalista, estupidificar a las mazas y tenerlas contentas al mismo tiempo ( pan y "circo")... :).